Malaga CF

ZONA TÉCNICA

JUEGO INTERIOR Y CONTRAGOLPE, GRANDES AMENAZAS

Que el Real Madrid de los dos últimos partidos no parece el mismo equipo que arrasaba a todo el que se le ponía por delante antes de la Final Four de Estambul parece tan cierto como que el Unicaja sigue muy firme desde la consecución del título de la Eurocup. Sin embargo, considerar por eso al cuadro malagueño favorito de esta semifinal sería demasiado ingenuo, sobre todo, porque el cuadro blanco es el líder de la fase regular, sólo ha perdido un partido en casa en la competición nacional y tiene el factor cancha a favor en esta eliminatoria. Si alguien está pensando que eso de estar obligado a ganar puede influir negativamente en el conjunto merengue, que se lo quite de la cabeza, porque el cuadro madridista siempre ha convivido con esa responsabilidad y sus jugadores la tienen incorporada a su ADN ya de serie.

JUEGO INTERIOR

Al comparar el rendimiento de los dos equipos, la gran preocupación de los técnicos del Unicaja debe estar en el juego interior, una faceta en la que el conjunto malagueño suma muy poco y el Real Madrid asusta. La capacidad anotadora de Ayón, la polivalencia y brillantez de Randolph, el rebote de Reyes y la experiencia de Hunter, a los que se une Nocioni cuando las cosas van mal, son una seria amenaza para el equipo malagueño. En los tres encuentros de ‘play-off’ celebrados hasta hoy esa línea interior madridista casi ha duplicado la aportación de la batería de hombres altos del Unicaja y no solo en anotación, también en rebotes. El mal momento por el que atraviesan Musli y Brooks, las dudas sobre Omic y la inexperiencia de Okouo vienen a acentuar esas diferencias a las que el equipo malagueño tiene que hacer frente con una mejora radical en el rendimiento de sus pívots y quizás con alguna de esas alternativas tácticas en las tan poco se prodiga Plaza y que ante un equipo con los tiradores que tiene el Real Madrid no son nada fáciles de ajustar.

RITMO

Está de sobra extendido en el mundo del baloncesto el convencimiento de que el equipo que domina el ritmo del juego es el que acaba ganando el partido. En esa faceta, la ventaja madridista, que traslada el balón de un lado a otro del campo con la tremenda aceleración que imprime a tosas sus acciones el genial base internacional Sergio Llull, resulta también evidente. El contragolpe está instalado en la misma naturaleza del cuadro blanco y en la de su propio entrenador, que fue en su larga y brillante trayectoria de jugador un auténtico especialista en la materia. Elegir un ritmo de juego que no de facilidades al contragolpe blanco, así como acelerar y ordenar el balance defensivo de su equipo será en esta ocasión más necesario que nunca en los planteamientos del Unicaja.

LA RÉPLICA

La reconocida superioridad del Real Madrid, por presupuesto, trayectoria y por casi todos los aspectos desde los que pudiera analizarse este enfrentamiento no harán en absoluto que el Unicaja salga entregado, de eso estamos seguros, porque el cuadro malagueño ya ha demostrado, especialmente en las eliminatorias de la Eurocup, que no se viene abajo con facilidad y que suele crecerse cuando todo lo tiene en contra. En una fortaleza defensiva importante, quizás con un aumento considerable de las ayudas y rotaciones interiores y con su buena carga estratégica, en la confianza ciega en la capacidad de anotación de su línea de perímetro, con un movimiento de balón que le permita una buena selección de sus tiros y la mejor disposición para pelear el rebote en las dos canastas deberá centrar el Unicaja su lucha en una batalla que se presenta muy desigual

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate