Diario Sur
Malaga CF

El Unicaja ya conoce el camino

Smith, Eyenga y Nedovic posan ayer en la puerta del hotel del Unicaja en Madrid.
Smith, Eyenga y Nedovic posan ayer en la puerta del hotel del Unicaja en Madrid. / Juan Calderón
  • Espera confirmar con un triunfo las buenas sensaciones que dejó en el primer encuentro

La dificultad del reto es la misma, pero el Unicaja demostró que no es imposible ganarle al Real Madrid. El primer partido de la semifinal ante el conjunto blanco, a pesar de saldarse con derrota, permitió al conjunto malagueño encontrar el camino para trata de abordar a su rival: la defensa.

Después de haberse quedado muy cerca del triunfo, y a pesar de algunas decisiones arbitrales bastante cuestionables en la recta final del choque, en el seno del vestuario cajista se ha reforzado la idea con la que se viajó hace dos días a Madrid: hay que defender al máximo para poner todas las dificultades posibles mejor ataque de la Liga. Ese primer duelo dejó la duda de si fue un acercamiento para ganar hoy, o por el contrario una oportunidad perdida por parte del Unicaja. Hay quien considera que es complicado que el Real Madrid tenga dos días malos, pero es evidente que el conjunto blanco no está en su mejor momento, y que el precedente de la Final Four de Estambul está todavía muy reciente, cuando fue vapuleado por el Fenerbahçe y el CSKA.

Es evidente que el Unicaja carece del potencial de esos dos equipos, pero, tal y como adelantó Joan Plaza nada más conocerse el emparejamiento con los blancos, su equipo tendrá opciones si los jugadores entienden lo que tienen que hacer. De momento lo han hecho, pero no han tenido el premio de la victoria.

Hay otros factores en esta eliminatoria que son difíciles de controlar. Quizá el caso más evidente sea el de Sergio Llull. El escolta del Madrid vivió el miércoles una noche mágica en la que anotaba todo lo que lanzaba. Iincluso le acompañó la suerte en dos acciones al final del partido terminaron siendo clave.

El regreso de Fogg

A estas alturas de la temporada no hay secretos, y quizá tampoco sea el tiempo para las pruebas. Por eso extrañó la insistencia de Plaza en utilizar a Lafayette para frenar a Llull, cuando era evidente que no podía pararlo, como también sorprendió que prescindiese de forma total de Kyle Fogg, un jugador con más piernas y, llegado el momento, con más recursos ofensivos que Lafayette. Es previsible que hoy vuelva a jugar, e incluso no sería extraño que formase en el quinteto titular.

La aportación de Fogg será clave para aumentar el potencial ofensivo del Unicaja, que en el primer partido recayó en Nedovic. El serbio logró 18 puntos, pero estuvo demasiado solo en esta faceta, pues Smith, que también es un hombre capaz de generar muchos puntos, únicamente logró tres. Para que la fiesta fuese completa, al Unicaja le vendría bien un paso adelante de jugadores como Musli, demasiado gris en las últimas semanas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate