Malaga CF

El Unicaja tranquiliza a Suárez y Díez y el acuerdo está más próximo

Suárez, ayer con una familia de aficionados
Suárez, ayer con una familia de aficionados / Álvaro Cabrera
  • El agente de ambos jugadores, José Ortiz, acudió ayer a las oficinas de Los Guindos para reunirse con los dirigentes del club

Los jugadores del Unicaja apuran sus últimos días en Málaga antes de partir hacia sus ciudades de origen o hacia sus destinos vacacionales. Antes, los responsables del club aprovechan para citar a los miembros de la plantilla y analizar la temporada en entrevistas personales. Como en anteriores temporadas, el secretario técnico Carlos Jiménez habló ayer con cada uno de los jugadores, que fueron desfilando por las oficinas de Los Guindos durante la mañana.

Muchos de ellos lo hicieron con la tranquilidad de saber que forman parte del proyecto que la próxima temporada competirá en la Euroliga. Pero a otros aún les quedan unos días de espera para saber qué pasará con su futuro. Es el caso de los madrileños Dani Díez y Carlos Suárez, que están en pleno proceso de negociación de su continuidad en la plantilla. Ambos están representandos por José Ortiz, agente que hasta esta temporada también llevaba a Joan Plaza. Ortiz se desplazó a Málaga para reunirse con los dirigentes del club, con el objetivo de desbloquear la situación de los dos jugadores nacionales. En ambos casos hay buena predisposición: el club quiere contar con Díez y Suárez y los jugadores se quieren quedar en Málaga. No se cerró la renovación, pero el club le pidió paciencia a ambos y el acuerdo entre ambas partes está más próximo.

Espera

La relación entre el club y Ortiz ha pasado por momentos de tensión, ya que se había llegado a un acuerdo con ambos jugadores pero después se cambiaron los términos económicos. La reunión de ayer con el agente sirvió para calmar los ánimos, tranquilizar a los jugadores y manifestar la predisposición de la entidad de Los Guindos para llegar a un acuerdo. Este periódico se puso en contaco ayer con el representante de los jugadores, que optó por no hacer declaraciones.

Díez y Suárez por su parte mostraron su incertidumbre por la situación que están viviendo en el club, ya que aún tendrán que esperar algunos días para conocer su futuro. En el caso de Carlos Suárez, el jugador termina contrato y el club le ha pedido paciencia al capitán, que a sus 31 años, ha hecho una de sus mejores temporadas con la camiseta del Unicaja. El de Aranjuez tiene claro que quiere permanecer en el equipo malagueño y considera que sus pretensiones económicos no son desorbitadas. Se trata de un jugador clave en el equipo, tanto fuera como dentro de la pista y además se ha convertido en un referente para la afición malagueña, tras cuatro temporadas en el club.

En el caso de Dani Díez, su contrato contempla un año más, pero con una ficha elevada. El club y el jugador optaron por prolongar su relación dos años más a cambio de una reducción del sueldo previsto para el alero.

La posible salida del Unicaja de Díez y Suárez, algo que por ahora no se contempla, sería además un serio contratiempo por cuesiontes de cupos, ya que el mercado de jugadores formados localmente es reducido. Si las negociaciones con Díez y Suárez llegan a buen puerto el club conseguirá mantener gran parte del bloque de la presente temporada y retendrá a dos hombres que han dado un buen rendimiento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate