Nunca es tarde si la dicha es buena

TIRO LIBRE

PEDRO RAMÍREZ

El baloncesto femenino malagueño vive momentos de convulsión y gran expectación desde que la Fundación Bancaria Unicaja anunciara públicamente su encargo al Club Unicaja Baloncesto de crear una nueva sección de básket femenino, dando así la señal de arranque a un proceso de equiparación de las chicas con el esfuerzo que desde hace 40 años se viene realizando desde el propio club en la formación de jugadores. Una decidida apuesta que supone, sin duda alguna, una gran noticia para el deporte malagueño en general y muy especialmente para todos los amantes de este deporte en la provincia, un hito para ellas y un reto fantástico a desarrollar.

Y ahora toca hacerlo realidad, sin prisas pero sin pausas, para ir dotando poco a poco al proyecto de la solidez y consistencia que caracterizan el buen nombre de la entidad malagueña. Como también va a tocar empezar a contradecir los tópicos que persiguen el deporte femenino, esos que escuchamos tan frecuentemente sobre las dificultades añadidas que trae consigo entrenar a niñas o mujeres, cuando ellas, como todos, sólo necesitan atención, cariño y metas por las que merezca la pena luchar, una confianza plena en sus capacidades y la dedicación y entrega de personas que, con la preparación adecuada, con toda la pasión del mundo por este juego y favoreciendo en todo momento la formación integral de las chicas, sepan conducir su talento para poder alcanzar así su máximo rendimiento deportivo, haciéndolas disfrutar a la vez de una gran experiencia vital.

Poner a disposición del baloncesto femenino los medios del Unicaja, el estímulo de una estructura de referencia para todos los que ya estan y necesaria que tanto se ha echado en falta a la hora de aunar voluntades y compartir objetivos, ofreciendo una irrenunciable igualdad de oportunidades que ahuyenten, de una vez por todas, ese trasiego tan habitual de niñas de un equipo a otro que en nada las beneficia y que responde, demasiadas veces, a intereses particulares y cortoplacistas o a la búsqueda desesperada de salidas que den respuestas a las inquietudes y decepciones de jugadoras, entrenadores y padres. Una estructura comprometida con la formación pero capaz de llegar donde se proponga y que, sobre todo, dote al baloncesto femenino de la dignidad que se merece.

La apuesta de Unicaja por crear una sección de baloncesto femenino es una gran noticia para el deporte malagueño Es un justo homenaje al trabajo y esfuerzo anónimo de muchos hombres y mujeres desde hace muchos años

Porque no se ha recorrido este camino hasta aquí fruto de una casualidad. Porque no es más que un justo homenaje al trabajo y esfuerzo anónimo que muchos hombres y mujeres vienen desarrollando desde hace ya muchos años en Málaga; al compromiso incansable de centros educativos, escuelas y clubes; al incuestionable empeño de la delegación malagueña de la Federación Andaluza; al empuje y auge en los últimos años de la selección española de baloncesto femenino en sus diferentes categorías; a iniciativas de tanto éxito y ya consolidadas en Málaga como la Liga de Verano de baloncesto femenino GEAM (que se disputará este año del 24 al 28 en el pabellón de Unicaja en Los Guindos) o a laLiga Basket FEM+35, y a tantas otras que han convertido esta especialidad deportiva en una actividad con un alto nivel de participación entre nuestras jóvenes.

Y todo esto podrá ser una realidad gracias al saber hacer, la experiencia e implicación del Unicaja Baloncesto y, especialmente, al inequívoco apoyo de la Fundación Bancaria Unicaja que siempre está dispuesta a dar oportuna cobertura a las principales demandas sociales y que, una vez más, se erige en mecenas en el fomento del deporte entre los más jóvenes, una magnífica labor de la que la provincia de Málaga no puede permitirse el lujo de prescindir jamás.

¡Estamos de enhorabuena!

Fotos

Vídeos