Olympiacos-Unicaja: Una maldición con mucha historia

Nicevic y Garbajosa tratan de frenar al corpulento Schortsanitis en un Olympiacos-Unicaja jugado en 2006. /Euroliga
Nicevic y Garbajosa tratan de frenar al corpulento Schortsanitis en un Olympiacos-Unicaja jugado en 2006. / Euroliga

El Unicaja nunca ha ganado al Olympiacos en Atenas, en una serie de nueve partidos repleta de anécdotas

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

La historia del Unicaja en la Euroliga es amplia y eso es un buen indicador de la sólida trayectoria del club malagueño en el mejor torneo continental. Ha habido éxitos y fracasos sonados, alegrías y decepciones en casi todas las grandes pistas de Europa. Sin embargo, hay una que se le resiste, la que visita este viernes, el mal llamado pabellón de La Paz y La Amistad, donde juega el Olympiacos, y que muchos apodan el de ‘las dos mentiras’ porque precisamente no hace honor a su verdadero nombre.

Sin Spanoulis aumentan las opciones del Unicaja

El Unicaja nunca ha ganado al Olympiacos en Atenas, pero las cosas se le están poniendo de cara para que acabe con la maldición que le persigue en la pista del conjunto griego.

El Olympiacos se entrenó ayer con las bajas de Spanoulis, Mantzaris, Papanikolaou y el base letón Janis Strelnieks. Parece que los dos últimos son los que más opciones tienen de jugar el viernes (20.00 horas), mientras que Spanoulis y Mantzaris lo tienen más difícil. Spanoulis, gran referencia del Olympiacos arrastra molestias en la rodilla derecha que le han impedido debutar. Por su parte, Mantzaris sufre una contusión en el primer metatarso del pie izquierdo. Al margen de estos problemas, el técnico Giannis Sfairopoulos podrá contar por primera vez en la Euroliga con el estadounidense Brian Roberts, inédito hasta el momento.

Nueve veces ha pasado el Unicaja por este particular recinto con forma de sombrero mexicano, donde los expedicionarios del equipo cajista han vivido toda clase de anécdotas, la mayoría negativas. Los dos clubes han mantenido una curiosa relación desde que en 1995 disputasen su primer partido oficial en esta competición.

El gran estreno internacional

Aunque el primer partido oficial del Unicaja en la Euroliga fue en Zagreb ante el Zrinjevac ((70-85), el primer gran viaje del equipo malagueño fue precisamente a Atenas para medirse al Olympiacos. En aquel conjunto griego de la temporada 1995-1996 militaban algunos míticos del baloncesto griego como Giorgios Sigalas o Panagiotis Fassoulas. El máximo anotador fue el estadounidense Walter Berry, que jugó 39 minutos y logró 28 puntos. El Unicaja perdió 82-59 con 12 puntos de Kenny Miller y Mike Ansley. Aquel partido se jugaba todavía con el formato de dos tiempos de 20 minutos en lugar de los cuartos actuales. Aquel 29 de diciembre del 1995 comenzó la maldición del Unicaja en El Pireo en la Euroliga

Ford, el anotador compulsivo

Tras el paso por la Copa Korac, con el correspondiente título en 2001, el Unicaja regresó a la Euroliga en la campaña 2001-2002 para de nuevo reencontrarse con el Olympiacos, en el que jugaba Alfhonso Ford, uno de los grandes anotadores que ha disputado el torneo continental. Ford, dos veces máximo anotador de la Euroliga, fue el verdugo del Unicaja en el partido jugado el 16 de enero de 2001. Ford anotó 20 puntos, pero su gran exhibición fue en Málaga, donde logró 34 puntos, aunque su equipo perdió 86-79. Aquella marca de Ford es la mejor de un jugador visitante en la Euroliga en Málaga. Ford padeció leucemia en sus últimos años como profesional y tras retirarse en 2004, falleció a los 32 años. El torneo de mejor anotador de la Euroliga lleva su nombre.

El robo del siglo en el gimnasio de Glyfada

OLa maldición del Unicaja ante el Olympiacos en Atenas pudo romperse precisamente en su segunda visita. El choque se jugó en el pequeño pabellón de Glyfada casi sin público. El partido acabó con derrota del Unicaja por 81-80 después de que Mrsic fallase una canasta a falta de seis segundos. Pero lo más importante sucedió en el segundo cuarto, cuando no fue contabilizada una canasta de Paco Vázquez con el marcador 33-25. Esos dos puntos que no subieron al marcador acabaron resultando decisivos. El Unicaja reclamó a la Euroliga, pero el partido no se repitió.

Tres puntos que costaron un ‘play-off’

OEn la temporada 2005-2006 el Unicaja firmó una primera fase de la Euroliga brillante con 11 triunfos seguidos, y acabó segundo de su grupo. Se perfilaba como uno de los favoritos a alcanzar los ‘play-off’, pero en el primer partido del ‘Top-16’ perdió por tres puntos en la pista del pista del Olympiacos (87-84). Marcus Brown anotó 24 puntos. En la siguiente jornada cayó por 3 puntos ante el Barcelona en Málaga, y sus opciones de estar en el ‘play-off’ se esfumaron.

Pelea en la pista y vasos de café volando

El Pabellón de La Paz y La Amistad es muy particular, porque las gradas están bastante alejadas de la pista, esto no impide que, si la situación lo requiere, el público apriete muchísimo. El 10 de diciembre de 2009, el Unicaja regresó a El Pireo y sorprendió al Olympiacos con un gran comienzo del partido. Con 22-20 en el marcador, en el minuto 13 se produjo una acción clave que arruinó las opciones malagueñas. El cajista Shammond Williams, y el base del equipo griego Patrick Beverly se enzarzaron en una tángana que acabó con los dos expulsados. En medio de la trifulca, desde la grada llovieron algunos vasos de café que impactaron al lado del fisioterapeuta del Unicaja, Mario Bárbara. Esta misma temporada, el Olympiacos disputó el choque de la primera jornada ante el Baskonia en la isla de Creta después de que su pista fuese clausurada por un partido tras el lanzamientos de bengalas en el partido de la pasada temporada ante el Efes.

Printezis, de descartado a doble campeón de Europa

Giorgos Printezis fue uno de los grandes fichajes del Unicaja en el segundo proyecto de Aíto en Málaga en la temporada 2009-2010, pero el ala-pívot, por el que se pagó alrededor de un millón de euros al Olympiacos, no encajó con el técnico catalán y una temporada y media después se le cortó previo pago de 800.000 euros y volvió al equipo griego en marzo de 2011. Printezis fue campeón de la Euroliga con el Olympiacos en las dos siguientes temporadas, en una de las finales ante el CSKA, la de 2012 en logró la canasta que dio el título a su equipo. Los aficionados de Málaga se tiraban de los pelos. Printezis firmó este mismo verano un nuevo contrato con el Olympiacos, en el que finalizará su exitosa carrera deportiva.

Fotos

Vídeos