Órdago de la Federación, que convocará a los jugadores de los equipos de la Euroliga

Jorge Garbajosa. / Efe

Suárez, Alberto Díaz y Díez deberán decidir entre la selección o jugar la competición europea con el Unicaja

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El pulso entre la Euroliga y la FIBA va a poner a los jugadores españoles que disputan la competición europea en la encrucijada de tener que decidir entre jugar con la selección o con sus equipos. El presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, adelantó ayer que se convocará a los jugadores de los equipos de la Euroliga para disputar los partidos que la selección española jugará en las denominadas ‘ventanas’ FIBA, partidos internacionales en mitad de la temporada. El problema es que la Euroliga no parará para esos encuentros, al igual que hace la NBA. Esta situación afecta directamente a Alberto Díaz, Dani Díez y Carlos Suárez, los tres seleccionables del Unicaja.

Mientras la NBA ya anunció que no liberaría a sus jugadores para estos partidos de clasificación para el Mundial de 2019, la Euroliga dejó la decisión en manos de los clubes y los jugadores. SUR sondeó días atrás la opinión de Díez, Díaz y Suárez, que dejaron claro que harán lo que el Unicaja les indique. «La verdad es que no sabemos qué hacer, aunque de este tema no podemos hablar nosotros porque es un asunto delicado y no nos dejan hablar mucho. O se arregla de alguna manera o tendremos que hacer caso a nuestro club con lo que nos digan. Nosotros somos unos mandados. Nos gusta representar a nuestras selecciones, pero el club es el que nos paga todos los días y con el que tenemos que cumplir. Hay partidos muy importantes este año a los que no podemos faltar», afirmó Díez, y en los mismos términos se pronunciaron sus compañeros.

La Ley del Deporte

En una entrevista concedida a Europa Press, Garbajosa se mostró firme en defender los intereses de la Federación y, por consecuencia, de la propia FIBA. «Vamos a conformar la mejor selección posible y eso pasa por convocar a los jugadores de la Euroliga. La Ley del Deporte nos ampara y estoy convencido de que el CSD va a defender la participación de los jugadores que sean convocados por la selección porque estamos en una situación muy incómoda», afirmó el presidente de la Federación.

Llama la atención que los jugadores españoles que militan en la NBA (Gasol, Abrines, los hermanos Hernangómez, Ricky Rubio o Marc Gasol) no sean tratados de la misma manera por el simple hecho de la negativa de la Liga americana a liberarlos.

La hora de la verdad llegará a finales de noviembre con la primera de las ‘ventanas’ de la FIBA. Entonces España se enfrentará a Montenegro (24 de noviembre) y a Eslovenia (26). La siguiente será del 19 de febrero al 27 de febrero. A dos meses de la gran decisión, el asunto es lo suficientemente espinoso. Para el 24 de noviembre, día del España-Montenegro, está fijado, por ejemplo, el Unicaja-CSKA Moscú de la Euroliga, y en la segunda ventana el equipo malagueño recibirá al Maccabi el jueves 22 de febrero.

Algunos pesos pesados del baloncesto europeo como Ettore Messina y Sasa Djordjevic, seleccionadores de Italia y Serbia, mostraron su malestar con las ventanas de la FIBA durante el reciente Eurobasket, lo que encontró respuesta por parte del secretario general de la Federación internacional, Patrick Baumann. «Messina es un entrenador y debe preocuparse por entrenar. Quizá esté decepcionado porque no va a seguir siendo seleccionador de Italia, las palabras que usó son inapropiadas».

Fotos

Vídeos