Un partido que vale por tres

Brooks salta con Oriola en la final de la Eurocup. /Agencia Lof
Brooks salta con Oriola en la final de la Eurocup. / Agencia Lof

El Unicaja afronta el encuentro ante el Valencia jugándose su futuro deportivo

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Un año después, el Unicaja se vuelve a jugar en Valencia buena parte de su futuro. El choque del domingo (18.00 horas) tiene una trascendencia que va más allá de lo deportivo y abarca las aspiraciones de crecimiento cara a la próxima temporada. Básicamente, muchas de las opciones de regresar a la Euroliga pasan por ganar en la Fuente de San Luis, aunque sólo sería un primer paso. Los dos clubes viven caminos cruzados en las últimas campañas, con el gran trasfondo del título de la Eurocup ganado al Valencia y que dio el billete directo al conjunto cajista para la Euroliga.

Este es el objetivo fundamental de los dos equipos, volver a jugarla. Antes de nada conviene explicar los distintos escenarios que se pueden dar dependiendo de lo que ocurra el domingo. Hay que tener en cuenta que el mejor equipo español sin plaza fija para la Euroliga, se asegura volver a disputarla. El Valencia, cuarto en la clasificación y con dos triunfos más que el cuadro malagueño, quinto, está mucho mejor situado.

El equipo malagueño, a dos triunfos de su rival, precisa ganar para apurar sus opciones de 'play-off', superarlo o forzar un cruce directo en cuartos

El Unicaja debe buscar un triunfo que lo acerque al Valencia con vistas al 'play-off'. La vía más directa para regresar a la Euroliga es que el conjunto de Plaza se empareje con el valenciano en primera ronda. Sería un duelo a vida o muerte, repleto de riesgos, pero con la recompensa de la clasificación para la Euroliga. Este supuesto se daría siempre contando con que los tres primeros clasificados a día de hoy (Real Madrid, Baskonia y Barcelona) ganasen sus eliminatorias de cuartos de final. Con el Valencia fuera de combate, el Unicaja tendría el camino despejado.

Ganar también es clave porque impedirá que el Valencia escale hasta la tercera posición. Si esto último ocurre, al Unicaja ya no le valdría la opción del duelo directo salvo que, en este caso, finalizase la fase regular en sexta posición; es decir, volviendo a forzar el duelo directo ante el Valencia.

Obligada victoria

Sea como fuera, el Unicaja debe ganar al Valencia sí o sí, por otro motivo. Si el conjunto que dirige Txus Vidorreta mejora en la clasificación respecto a la cuarta posición actual, lo lógico es que en la primera eliminatoria del 'play-off' tenga un rival más accesible. Si, además, supera los cuartos de final y se planta en semifinales, al Unicaja sólo le valdría la clasificación para la final para regresar a la Euroliga, siempre que su rival del domingo tampoco la alcance. Esto se explica porque en caso de empate clasificatorio en los 'play-off', el factor que decide es la mejor clasificación al final de la fase regular. A día de hoy, con el cuadro naranja con dos victorias más que el Unicaja, tienen esta ventaja, pues será complicado enjugarla, máxime si no gana en la Fuente de San Luis el domingo.

El calendario del Valencia (Joventut, Fuenlabrada, Estudiantes, Barcelona y Andorra) es similar en dificultad al del Unicaja (Bilbao, Gran Canaria, Zaragoza, Andorra y Joventut), pero el duelo que disputará ante el Barcelona podría variar los escenarios antes explicados, pues podría catapultarlo a la tercera plaza. Es por esto, que si el cuadro cajista gana el domingo, lo tendrá más complicado.

Son distintas combinaciones que tienen siempre como trasfondo la clasificación para la Euroliga. El camino más directo sería un cruce en cuartos, aunque sea a cara o cruz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos