Zona técnica

PELEA VICTORIOSA

MARTÍN URBANO

El Unicaja tiró muy bien desde la línea de tres puntos, pero ganó el partido porque mantuvo una intensa pelea en defensa y también porque sus cuatro hombres altos, con mención especial para Shermadini, anotaron más de 40 puntos. El excelente porcentaje exterior proporcionó espacios interiores, y alternar los triples con los pases a Shermadini dotó al equipo de un equilibrio que lo acercó otra vez a los 90 puntos, lo que es sinónimo de victoria.

Ayer, a diferencia de lo ocurrido en los últimos partidos, el Unicaja intentó resolver los primeros ataques a través de sus hombres más pequeños. Los locales preferían tiros más seguros de sus hombres altos. Aunque la dinámica del equipo israelí parecía más fiable, el marcador se mantuvo igualado todo el primer cuarto. Sin embargo, en el comienzo del segundo los suplentes del Unicaja no encontraban tiros claros y el Maccabi, con un juego más físico, abrió una primera brecha en el marcador, ya que el cuadro malagueño acababa más veces perdiendo el balón que tirando a canasta. Plaza recuperó a sus titulares, que, liderados por Brooks, hicieron reaccionar a su equipo. Las sensaciones no eran malas, pero los daños sufridos por los suplentes mantenían al Unicaja por detrás cuando se llegó al descanso.

En el comienzo del tercer cuarto, conforme a lo ocurrido antes, Plaza volvió a poner a sus titulares, mientras Spahija mantenía abierta su rotación. El Unicaja, cargando el rebote ofensivo, recuperó la iniciativa y el marcador se igualó. El técnico del Unicaja dio entonces descanso a Nedovic, Augustine y McCallum. Como la defensa se mantuvo firme, el Unicaja empezó el último cuarto con tres puntos de ventaja, porque el ataque local seguía atorado. El partido tenía más intensidad que nunca y Shermadini era cada vez más importante para su equipo. Lo peor era que ni Díaz ni McCallum podían con el base local. Volvió Nedovic para dar la réplica a los 'pequeños' del equipo Israelí. La pelea era punto a punto, el ataque local volvió a perderse y el Unicaja, ya sin Shermadini, se hizo con el mando definitivo del partido con Nedovic y McCallum al frente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos