El pívot suplente, la última incógnita

El Unicaja mantiene abierta la negociación con Simpson. / Euroleague.net

El Unicaja ocupará la segunda plaza de americano con un interior defensivo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El Unicaja 2017-2018, el que regresará a la Euroliga para medirse a los mejores 16 equipos del continente en una competición apasionante, ya está confeccionado al 90 %. La contratación esta semana de Ray McCallum, el jugador que llega para tener el rol de base titular, ha dejado la plantilla prácticamente cerrada a falta de una última pieza: un jugador interior, de marcado perfil defensivo que eleve el nivel de la plantilla en este sentido.

Posiblemente McCallum sea la incorporación más importante de este verano, más aún en una temporada en la que sólo habrá dos bases en la primera plantilla. El norteamericano será uno de los termómetros de un equipo que tendrá a Nedovic, Milosavljevic o Shermadini como principales referentes, sin olvidar el enorme peso que tienen en el conjunto malagueño Díaz y Suárez.

El perímetro del conjunto malagueño queda cerrado con los fichajes de McCallum, Salin y Milosavljevic, que sustituyen a Lafayette, Fogg y Smith, por lo que la incógnita por resolver está en las posiciones interiores. En el planteamiento de ocho exteriores y seis interiores que tiene el club malagueño (incluyendo ahí a los canteranos Okouo y Soluade), falta un pívot más.

El club mantiene abiertas las negociaciones con Diamon Simpson, aunque no tiene prisa por cerrar el fichaje y contempla otras opciones

El Unicaja considera que ya tiene cubiertos sus puestos de ala-pívots con Suárez y Brooks, mientras que cuenta con tres ‘5’ puros como Shermadini, Musli y Okouo. ¿Qué se busca entonces? Un pívot más, pero de un perfil distinto, un jugador con características de pívot puro, pero con más movilidad, atlético y especialista en defensa. Un jugador de rotación y aporte intensidad defensiva desde el banquillo. Una descripción que encaja perfectamente con Diamon Simpson, el exjugador del Estudiantes con el que está negociando el Unicaja.

Físico e intimidación

Es un pívot bajo (2,01) y que no tiene tiro exterior, aunque es algo que no le preocupa al cuerpo técnico, que cree que ya cuentan con amenaza exterior con Brooks y Suárez. El club de Los Guindos le trasladó una oferta a Simpson, que ve con muy buenos ojos regresar a la Liga Endesa.

El problema es que hay diferencias económicas entre ambas partes y el acuerdo no se ha llegado a cerrar. En el Unicaja mantienen abierta la vía de Simpson, pero contemplan otras opciones de jugadores físicos y que aporten intimidación. Tras el fichaje de McCallum, el equipo malagueño tiene un presupuesto limitado para esta última incorporación. Aunque Simpson en uno de los que más gusta en Los Guindos, hay más jugadores en la lista de la secretaría técnica del club que por ahora no han trascendido. El Unicaja cuenta con una segunda plaza de extracomunitario libre, por lo que el abanico de jugadores es amplio y tampoco hay prisa, una vez que se ha cerrado el puesto de base titular, que era el que más preocupaba en el seno de la entidad.

Con 13 jugadores con contrato, sólo falta la última pieza para la plantilla de catorce con la que Plaza tendrá que encarar una de las temporadas más duras de la historia del club malagueño.

El sueldo de Musli complica su salida

¿Seguirá Musli en el Unicaja? Pese a que Plaza ya manifestó al club que no tendrá protagonismo en el equipo, el Unicaja cuenta con el jugador y se espera que pueda ser importante en una temporada tan larga como la próxima. Sólo saldrá del Unicaja si algún club le presenta al serbio una oferta interesante, tanto deportiva como económica. El problema es que Musli tiene contrato con el Unicaja y un buen sueldo, lo que limita mucho el número de equipos que podrían aspirar al pívot. Por ahora, Musli es un jugador más del Unicaja.

Fotos

Vídeos