Plaza, en manos de los resultados

Plaza da instrucciones a sus jugadores en un partido de Euroliga. /Ñito Salas
Plaza da instrucciones a sus jugadores en un partido de Euroliga. / Ñito Salas

El Unicaja reitera que su postura sobre el futuro del entrenador es esperar a que terminen los ‘play-off’

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Tras la dolorosa derrota ante el Barcelona de la Copa del Rey de 2017, en el entorno del Unicaja era un secreto a voces que Joan Plaza tenía los días contados como entrenador del equipo malagueño. La temporada en la Liga Endesa estaba siendo irregular y en la Eurocup no se había logrado llegar a los ‘play-off’ con el factor cancha a favor. Aunque aún quedaban cuatro meses de competición por delante, la decisión en el seno del club estaba prácticamente tomada e incluso se puso sobre la mesa el nombre de su posible sustituto, Txus Vidorreta, algo que no sentó nada bien al técnico barcelonés.

Los resultados habían dictado sentencia con el técnico del Unicaja, aunque después esos mismos resultados le permitieron seguir en Málaga: el equipo ganó la Eurocup contra todo pronóstico y regresó a la Euroliga por la puerta grande, lo que hizo que los dirigentes del Unicaja cambiaran de opinión y Plaza siguiera en el banquillo.

La historia parece repetirse con el Unicaja y Plaza, aunque en un escenario diferente. Serán los resultados los que determinen la continuidad o no del entrenador, que termina contrato y ya ha mostrado en público su disposición a seguir en Málaga. La postura oficial del club malagueño en la actualidad –trasladada ayer a este periódico en boca de su secretario técnico, Carlos Jiménez–, es que aún no se ha tomado una decisión con Plaza y que se esperará al final de temporada. Todo apunta a que, más allá del proyecto deportivo o de la confianza en el trabajo del entrenador tras cinco temporadas, el papel del Unicaja en los ‘play-off’ de la Liga Endesa será determinante. El gran objetivo de la temporada es mantener la plaza de Euroliga, algo que sólo se logrará si se termina como el mejor equipo de la competición española por detrás de Real Madrid, Barcelona y Baskonia. El reto es tan complicado como mayúsculo, ya que regresar a la Eurocup sería volver a dar un paso atrás para la entidad, que no podría mantener el nivel económico de la presente campaña. Esta indefinición hace que ahora no sea fácil negociar un nuevo contrato con Plaza, cuyo sueldo además es bastante elevado. El club no tiene prisa, porque además al terminarse el contrato actual del entrenador no hay una fecha tope para tomar una decisión, pero también es cierto que no hay consenso en el consejo de administración.

A la espera de lo que ocurra en el tramo final de la campaña, Plaza también está en disposición de ponerse en el mercado y buscar alternativas al club de Los Guindos. El entrenador es cliente de Beo Basket, la agencia de representación más importante de Europa, y su presidente, Misko Raznatovic, tiene abiertas las puertas de todos los grandes clubes de la Euroliga. El técnico del Unicaja no está cómodo con la situación actual de incertidumbre sobre su futuro y siempre ha mantenido que un entrenador tiene que estar preparado para hacer las maletas en cualquier momento. De aquí a final de temporada le pueden llegar ofrecimientos atractivos que pueden hacer que el Unicaja llegue tarde si, finalmente, decide contar con él.

Un calendario infernal para tratar de recuperar puestos

Tras el batacazo ante el Betis, al Unicaja se le ha puesto muy cuesta arriba la posibilidad de ser cabeza de serie para las eliminatorias por el título. Instalado en la séptima plaza y empatado con el octavo, el Andorra, ya no se puede permitir el lujo de mirar sólo para arriba y tendrá que estar muy pendiente de los equipos que le siguen en la tabla. El calendario no ayuda, ya que en las próximas temporadas en la Liga Endesa tendrá que medirse a rivales directos de la zona de ‘play-off’. En un mes, el conjunto malagueño tiene que medirse al Real Madrid, el Tenerife y el Barcelona en casa y al Obradoiro y al Valencia lejos de Málaga. De los cinco próximos rivales, sólo el conjunto gallego está más alejado de los puestos de ‘play-off’, por lo que el cuadro malagueño tendrá que salir cuanto antes del bache de juego por el que pasa si quiere seguir aspirando a todo y no complicarse en exceso su clasificación para las eliminatorias por el título.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos