Plaza: «No podemos hacer una montaña de esto»

Plaza, en un momento del encuentro de este domingo. /Ñito Salas
Plaza, en un momento del encuentro de este domingo. / Ñito Salas

El técnico lamenta los problemas en el rebote y los malos porcentajes en la derrota ante el Baskonia

JUAN CALDERÓN

No fue el día de Nedovic, pero Joan Plaza no quiso cargar las tintas sobre el escolta serbio del Unicaja, al que elogió, pero le recordó que no tuvo un buen día. "Nedovic es el mejor asistente de la Liga que no es base, si no me equivoco. En su haber tiene que tener la capacidad de discriminar algunos triples y de penetrar o buscar a sus compañeros. En esas estamos. Debemos ser capaces de ser sólidos en el uno contra uno. A veces nos quedamos con los puntos que meten y no con los que les meten. Hemos podido ganar el partido, tenemos que entre todos, no solo él, hacer una mejor selección de tiro. Tenemos que mejorar. Él es listo, sabe interpretar los partidos, sabe que se va con se porcentaje a casa (3/17). Tiene ser capaz de verlo. Sufre sobredefensas, y esperemos que siga sufriéndolas, y lo sabe”, afirmó. El serbio acabó el partido con 3/17 en tiros de campo, para después del choque disculparse vía Twitter.

Sin duda, la actuación de su mejor jugador pesó en el resultado, pero para Plaza el problema fue otro. “Desde fuera lo que se habrá visto es un buen partido, competido entre dos equipos con intensidad, la gente habrá disfrutado, podría haber ganado cualquiera. Siempre hay que mirar lo que se ha hecho mal. Hemos abusado de los tiros de tres, con poca paciencia para jugar más interior. Hemos hecho un terrible tercer cuarto, el único que hemos perdido", argumentó el entrenador del Unicaja a la hora de analizar las causas de la derrota en el final del partido.

Antes, Plaza recalcó que el problema estuvo en lo que ocurrió después de la primera parte. “Buscamos ataques demasiado cortos, nos estaba costando recibir donde queríamos. Realmente si hemos de buscar un momento clave ha sido tras el descanso, nos han cargado bien el rebote, nos han cogido 11 rebotes, lo que ha propiciado que puedan lanzar triples liberados. Ellos han salido con agresividad, al rebote como bestias. Ahí se ha generado nuestra ansiedad y los malos porcentajes que no hemos tenido en la primera parte. Hemos conseguido acercarnos y ponernos por delante. Nunca pensamos que iba a ser fácil, teníamos previsto un partido como este, los pequeños detalles ha hecho que se decante hacia ellos. El exceso de triples y el problema del rebote tras el descanso ha decantado el duelo. No hemos tenido tampoco una buena noche en tiros libres, auque sólo fallamos seis, son demasiados en un partido de este tipo", explicó el técnico del Unicaja.

Sobre el cambio de rendimiento de su equipo en el partido en sólo unos minutos, el técnico no quiso darle demasiada importancia. “La perfección no existe. Los dientes de sierra existen siempre, más o menos acentuados. Hoy ha habido un tercer cuarto horrible, pero no puedes hacer nada más. Pedir un tiempo muerto o cambiar a jugadores, pero nada más.. No podemos hacer una montaña. Quien crea que jugar contra Baskonia iba a ser fácil es que no tiene mucha idea de todo esto. Sabíamos que el final iba a ser apretado. Hay que mirarse el ombligo y entender porqué no hemos sido capaces de ser más físicos y más duros en esos minutos finales", finalizó.

Fotos

Vídeos