Joan Plaza da un sí quiero adelantado al Unicaja

Joan Plaza, durante la reciente Copa del Rey. /Mariano Pozo. ACB Fotos
Joan Plaza, durante la reciente Copa del Rey. / Mariano Pozo. ACB Fotos

Por primera vez desde que llegó, el técnico reconoce su deseo de renovar en plena temporada

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Algo ha cambiado. Si repasan la hemeroteca, seguramente no encontrarán un posicionamiento tan claro de Joan Plaza sobre su futuro a mitad de temporada. Los habituales aplazamientos y regates a la pregunta de si le gustaría renovar eran habituales. Tampoco antes se dio una situación como la actual en la que cumple contrato y ni él ni el club tienen la posibilidad de ampliar esa vinculación. Ayer, sin embargo, Plaza fue claro, directo y conciso: «Me gustaría seguir en el Unicaja», respondió a pregunta que le formuló SUR en la rueda de prensa previa al partido de esta noche contra el Maccabi en la Euroliga (20.45 horas), en el que superará a Sergio Scariolo como el técnico con más partidos al frente del Unicaja (302).

Como se ha venido informando estos días, el futuro de Joan Plaza ha sido uno de los temas de conversación en el clásico mercadeo que se vive durante la celebración de la Copa del Rey. Agentes y directivos de otros clubes y también jugadores, se interesaban por saber quién será el próximo inquilino del banquillo del Unicaja. Del mismo modo, tal y como se ha explicado, en el seno del club hay una predisposición para que no haya cambios, si las circunstancias lo permiten, es decir, ofrecerle la renovación a Joan Plaza con el que existe una buena sintonía. Si hace justo un año esto no era así, ahora las cosas han cambiado y se valora el trabajo del entrenador, su identificación con el club, el proyecto y el conocimiento de la plantilla. Hoy se convertirá en el técnico que más veces ha dirigido al conjunto malagueño en su historia, con un total de 302, algo muy difícil de conseguir.

«Me gustaría hacer un proyecto a largo plazo. Si se plantea, quiero que se haga bien»

Mientras en otras campañas aplazó su decisión, en esta ocasión es tajante: «Me gustaría seguir en el Unicaja»

«No me han comentado nada. Hace unas semanas vi que renovaban al que iba primero en la Liga, Laso, y al que iba más abajo, Moncho Fernández (Obradoiro). La estabilidad emocional de todo el mundo, la junta, los jugadores, por sus familias... Pero insisto que aprendí algo importante es que quiero vivir el momento. No quiero sentirme mal porque no me propongan renovar, tampoco que si deciden que no siga. Sería bonito que me dijesen lo que quieren, pero no hay nada que me vaya a sacar de mi rumbo. Quizá hace cinco años, me habría puesto nervioso, pero ahora no me importa. Me gustaría seguir y también que me lo propusiesen o que me dijesen lo contrario. Laso o Peñarroya, Moncho también andan por ahí en cuanto a temporadas. El hecho de tener un entrenador con mucho tiempo en el mismo banquillo es síntoma de bonanza. Me gustaría hacer un proyecto a largo plazo. No estoy desubicado. Si se plantea quiero que se haga bien, porque todos sabemos cómo soy. Si piensan que debe ser otro, pues desearle suerte», destacó el técnico ayer en la rueda de prensa previa al choque ante el Maccabi.

La evolución personal de Plaza en Málaga también ha sido curiosa. El técnico llegó con ciertas reservas y una imagen preconcebida del club y su entorno, y aquello lo llevó a estar siempre a la defensiva. Con los años tiene información de primera mano y él mismo ha adaptado su forma de ser. Su identificación con Málaga es grande y este verano se compró una casa en la costa oriental de la provincia. Es decir, se siente a gusto en Málaga. El propio Plaza reconoció ayer esta situación y cambio de mentalidad que experimentó hace un par de temporadas, la 2015-2016.

«Fue todo junto porque fue el año más complicado de gestionar, por las lesiones y, a las malas, todos mostramos nuestra cara real. Luego resolvimos bien, y aquella temporada remontamos una situación complicada. El equipo hizo once de doce victorias consecutivas, pero la tensión o presión, me hizo sentir que no me llegaba suficiente sangre a la cabeza. Tenía que vivir más al día a día, conocer el entorno y confiar en el trabajo realizado previamente. No voy a ser peor entrenador porque me vaya a Ronda o Nerja con la moto. Eso fue lo que pasó. Ahí todos vivimos una situación complicada, hice una reflexión y aquello me ayudó», reconoció.

¿Cómo procederá ahora el Unicaja? Lo primero que debe suceder es que el Consejo de Administración tome una decisión e una u otra dirección y entonces se abrirá una negociación o se empezará a buscar sustituto. El agente de Plaza, Misko Raznatovic, confirmó a SUR que el asunto todavía no se ha tratado. Es evidente que un buen o mal final de temporada podría influir en la decisión.

Si Plaza renueva, superaría a Javier Imbroda como el técnico que más tiempo ha estado de forma continuada en el Unicaja, algo sobre lo que ironizó. «Cuando vine, alguien me dijo que Málaga era un lugar para estar un par de años y fuera. Cuando estás tantos años, es señal de que las cosas se hacen con criterio. Aquí sin la figura del presidente, de Carlos y del mismo Manolo Rubia, de la gente de las oficinas, mis ayudantes y los jugadores, habría sido imposible. Hay que adaptarse a las circunstancias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos