Los porros de Jens-Uwe Gordon

:Jens-Uwe Gordon intenta la canasta en un partido ante el Caja San Fernando./
:Jens-Uwe Gordon intenta la canasta en un partido ante el Caja San Fernando.

Cortado tras dar positivo por consumo de hachís, el pívot es uno de los tres jugadores ‘alemanes’ que han militado en el Unicaja

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El baloncesto actual permite situaciones muy curiosas en lo que a pasaportes y nacionalidades se refiere, lo que ha permitido que jugadores extracomunitarios pueblen las plantillas de los equipos españoles y europeos, incluido el Unicaja. El cuadro malagueño recibe esta noche al Brose Baskets en la tercera jornada de la Euroliga. El campeón alemán llega después de dos derrotas y con el balance de tener la peor defensa de la competición.

Echando la vista atrás, no han sido muchos los jugadores alemanes que han militado en el Unicaja, de hecho sólo han sido tres y ninguno de ellos alemán de nacimiento. Jens-Uwe Gordon, Ademola Okulaja y Boniface Ndong, que actualmente forma parte del cuerpo técnico del equipo.

De los tres, el caso más llamativo y polémico fue el de Jens-Uwe Gordon. El pívot nacido en Salinas, EE.UU, llegó al Unicaja gracias a su doble nacionalidad, pues su madre era alemana. Su trayectoria no había sido muy brillante, pues jugó en Japón, en la Liga China y el Baskonia lo fichó en 1997 para, acto seguido cortarlo al percatarse de que le había ocultado una lesión. El Unicaja consideró Gordon era una buena oportunidad y lo fichó. Sin embargo, su paso por Málaga fue efímero y polémico. El 27 de diciembre de ese mismo año, en el control antidopaje después de un partido contra el Gran Canaria, Jens-Uwe Gordon y Lou Roe dieron positivo por consumo de hachís. El Unicaja no se complicó la vida y rescindió el contrato de ambos. Ahí acabó el paso de Gordon por Málaga, que luego jugó en algunas ligas europeas para más tarde regresar a España, donde jugó en el Granada y en el Gran Canaria. En la actualidad vive en Salinas, su ciudad natal, y es entrenador de baloncesto y profesor. El exjugador cajista es muy activo en las redes sociales (@Ellephant33) y lleva una vida muy tranquila.

José Miguel Aguilar, redactor deportivo de SUR, junto a Okulaja, Kornegay y Bullock en 2003.
José Miguel Aguilar, redactor deportivo de SUR, junto a Okulaja, Kornegay y Bullock en 2003. / SUR

El segundo alemán que fichó por el Unicaja tampoco nació en el país germano: Ademola Okulaja. El alero llegaba precedido por una buenas temporadas en el Girona y en el Barcelona. El alemán, nacido en Nigeria pero criado en Berlín, era la estrella del último proyecto de Bozidar Maljkovic en Málaga, pero no terminó de brillar al nivel que se esperaba y firmó 9 puntos y 6 rebotes en los 63 partidos que disputó. Como dato curioso, cabe destacar que Okulaja acabó su carrera en el Brose Bamberg, rival hoy del Unicaja, y que entonces carecía del potencial de ahora. El alero fue el primer jugador del equipo malagueño en lograr el galardón de mejor jugador de la jornada en la Euroliga. Lo consiguió en un partido contra el Tau Cerámica después de firmar 36 puntos de valoración gracias a sus 24 puntos anotados, doce rebotes, siete faltas recibidas, tres recuperaciones, otras tantas asistencias y un tapón, en los 28 minutos que estuvo en la cancha. Tras dejar el baloncesto, Okulaja fundó la empresa de representación Pro4pros, que está dentro del grupo Octagon, y a la vez es comentarista deportivo.

Mucho más productivo fue el paso de Boniface Ndong por el Unicaja. El pívot llegó del Spartak de San Petersburgo como refuerzo para el ‘play-off’ en mayo de 2007 tras la lesión de Daniel Santiago. El conjunto malagueño había jugado hacía solo unas semanas la Final Four de la Euroliga, pero las cosas no marchaban bien en la ACB. Ndong, casado con una alemana y por ello con doble nacionalidad, agradó desde el primer día y firmó el mejor debut de un temporero en la última década. Pese a que el Unicaja cayó eliminado ante el Baskonia, Ndong renovó tras pasar un exhaustivo reconocimiento médico por sus problemas de rodilla. Jugó dos temporadas más en el Unicaja antes de marcharse al Barcelona, donde le ofrecieron un contrato mareante y con el que ganó la Euroliga en 2010, además de dos Ligas y dos Copas del Rey.

Fotos

Vídeos