Prohibido fallar en el base

La prioridad del club es fichar un sustituto de Lafayette.
La prioridad del club es fichar un sustituto de Lafayette. / Ñito Salas

El Unicaja centra sus esfuerzos en fichar a un director de juego que dé un salto de calidad a la plantilla

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Si había algo claro en el Unicaja durante la temporada, es que este verano había que buscar un base. No se acertó el año pasado verano con el fichaje de Lafayette, petición expresa de Plaza, y sólo el crecimiento de Alberto Díaz ha permitido al conjunto malagueño terminar la temporada de manera notable con escaso protagonismo de su base titular.

Cara al próximo año, el del regreso a la Euroliga, en Los Guindos están convencidos de que el fichaje del base es capital para reforzar el equipo. En la máxima competición europea el equipo malagueño tendrá unos recursos muy limitados en comparación con otros clubes, por lo que no se puede permitir el lujo de fallar en la incorporación del base.

En estos meses, el club ha estado estudiando muchas opciones y se realizó una primera lista de candidatos. Se apuntaba alto con nombres como Diot, Westermann o Granger, de caché muy elevado y fuera de los parámetros del club. El primero seguirá en Valencia, el segundo ha fichado por el CSKA y el tercero aún está libre, pero con la mente en la NBA. El Baskonia le hará una buena oferta y el Unicaja no ha movido ficha por el uruguayo, por mucho que sus dirigentes hayan manifestado públicamente su interés en que el base regrese a Málaga.

Otros nombres que se han puesto sobre la mesa son los de Theodore (Banvit), Dee Boost (Mónaco) o D. J. Cooper (Pau Orthez). Son jugadores que han hecho una buena temporada en ligas menos potentes, como la turca o la francesa, y que podrían dar el salto a la ACB. De los tres el que más cuadra es D.J. Cooper, el jugador más destacado en Europa esta temporada en asistencias (10,4 de media en Francia), pero en Los Guindos siguen analizando varias opciones.

Compás de espera

Plaza le ha pedido a la secretaría técnica que hile fino y que amplíe el número de candidatos. En el Unicaja se planteó el debate de fichar a un hombre con un perfil más complementario, ya que Alberto Díaz ha ganado protagonismo en el equipo y se espera más de Fogg en su segunda temporada. Pero tanto el club como el entrenador tienen en mente volver a repetir el esquema de una plantilla con tres bases, por lo que se busca a un jugador de garantías, que implique un salto de calidad en la plantilla. Todo eso, a la espera de saber si Fogg finalmente va a continuar.

El mercado de bases de primer nivel está realmente complicado, con algunos de los mejores ‘1’ del continente dispuestos a dar el salto a la NBA (Teodosic, Wanamaker o el propio Granger), lo que genera un efecto dominó en los clubes europeos. Jugadores como Larkin, Mike James, Aaron Jackson o Rice, todos fuera del alcance del Unicaja, están en el mercado este verano. El club malagueño tendrá por tanto que esperar a los movimientos de los principales equipos de Euroliga e incluso a los descartes de la NBA. Se trata de tener paciencia y mover bien las fichas para apuntalar una posición clave.

Fotos

Vídeos