Razones de una década en el ostracismo

Razones de una década en el ostracismo

José Miguel Aguilar
JOSÉ MIGUEL AGUILAR

El día después de una derrota la resaca suele ser dura; el día después de la enésima derrota en circunstancias parecidas la resaca es insoportable. Perder frente al Real Madrid, al que dominó tres cuartas de partido, no se puede considerar un fracaso, pero la frustración de no cumplir los objetivos torneo tras torneo es lo que lleva a definir la situación del Unicaja con palabras gruesas. El título de la Eurocup fue un alivio cuando la sed más apretaba en la travesía del desierto que desde el año 2009 emprendió el cuadro malagueño en busca de un destino que todavía persigue con ahínco, sin caer en el desánimo aunque envuelto en un halo de pesimismo que rodea todas sus actuaciones en la última década.

Todo tiene un por qué aunque las razones hay que encontrarlas en factores muy diversos. Este periódico aprovechó el marco incomparable de la Copa del Rey para hablar con la gente del baloncesto acerca de la penuria histórica en cuanto a finales disputadas y títulos logrados por un club que ha hecho más por el baloncesto de lo que este le ha devuelto. La diferencia es abismal. El baloncesto en el siglo XXI no se entendería sin el Unicaja y sin el mejor patrocinador de Europa, como recalcan las fuentes consultadas para hacer este análisis y que piden permanecer en el anonimato a la hora de expresar su opinión. Directores deportivos de otro clubes, entrenadores en activo, técnicos que pasaron por el club de Los Guindos, dirigentes con poder en la ACB, jugadores que conocen bien los entresijos del conjunto malagueño, árbitros que hace poco pasaron a la reserva… Sus opiniones dibujan un panorama complejo, pero revelador por la coincidencia generalizada de los males que acechan al Unicaja.

Falta de planificación, una gestión que deja mucho que desear, un club acomodado en las faldas de un patrocinio seguro y solvente, escasez de ambición en momentos puntuales, hacer recaer la máxima responsabilidad en los entrenadores para eludir la propia, ausencia de una figura de relieve para manejarse en las altas esferas… Ninguno desvela nada nuevo que no se conozca, pero es sintomático el diagnóstico tan claro que tienen responsables directos de equipos rivales con los que al final se juega los objetivos cada año. No es una crítica exacerbada, más bien la crónica de una realidad palpada desde cierta distancia pero con conocimiento directo de los hechos.

Palmarés

Baskonia:
15 títulos (3 Ligas, 6 Copas del Rey, 4 Supercopas y 1 Eurocup) y 15 finales (4 de Liga, 2 de Copa, 1 de Supercopa, 6 Final Four y 2 Recopa)
Valencia:
6 títulos (1 Liga, 1 Copa, 1 Supercopa, 1 Copa ULEB y 2 Eurocup) y 10 finales (1 de Liga, 4 de Copa, 1 de Supercopa y 2 de Copa Saporta y 2 de Eurocup)
Unicaja:
4 títulos (1 Liga, 1 Copa, 1 Korac y 1 Eurocup) y 6 finales (2 de Liga, 1 de Copa, 2 de Supercopa y 1 de Korac)

Hay un dato significativo, y es que nadie intuye en el horizonte que el Unicaja repita ese trienio mágico que lo llevó a ganar la Copa del Rey, la Liga y disputar la Final Four de Atenas en 2007, a las órdenes de Sergio Scariolo. Ninguno de los interlocutores aventura éxitos próximos de no mediar cambios (todos puntualizan que el deporte depara sorpresas y resultados inesperados, y nadie tiene una varita mágica para visualizar el futuro). Pero resulta que los equipos con los que se va a jugar un puesto alto en la élite han respondido a las expectativas antes o después, mientras el club de Los Guindos no; es más, suele decepcionar año tras año.

Dejando a un lado los dos clubes de fútbol, Real Madrid y Barcelona, es sabido el dominio ejercido en el baloncesto español, incluso, con importantes incursiones en Europa, por parte del Baskonia (quince títulos en quince años). Sin embargo, su último título data de 2010, cuando conquistó la Liga, con Herrmann en sus filas. Desde entonces, una final de la Supercopa y una presencia en la Final Four (2016) es su bagaje. Pobre a tenor de su trayectoria anterior.

Hueco para el Valencia

Todos coinciden en apuntar que ese hueco dejado por el conjunto vitoriano lo ha aprovechado el Valencia, que pese a la enorme decepción de su derrota el jueves en Las Palmas a manos del Iberostar Tenerife viene de cuajar la mejor temporada de su historia, al jugar todas las finales posibles y ganar dos títulos, entre ellos el más preciado, la Liga, frente al Real Madrid y con el factor cancha en contra.

Si el Baskonia se ha caracterizado por ser el gran perseguidor del Real Madrid y del Barcelona con la consecución de 15 títulos más la presencia en seis Final Four (y nueve finales más en otras competiciones), el Valencia también ha adelantado al Unicaja en cuanto a títulos y finales disputadas. El cuadro ‘taronja’ tiene ya seis trofeos, incluidos los tres nacionales, en sus vitrinas por cuatro en la de Los Guindos.

«El Valencia ha encontrado por fin una estabilidad que le permite mirar al futuro con optimismo, mientras el Baskonia siempre se ha movido muy bien en los despachos, lo que le ha deparado grandes réditos, entre ellos la licencia asegurada en esta gran Euroliga», afirma un director deportivo que conoce bien los entresijos del Unicaja, mientras un entrenador habla de «gestión penosa para resolver los grandes asuntos» y «mala planificación en los asuntos cotidianos» en el día a día. Son frases que definen un proyecto perdido durante una década en la que sólo la Eurocup llenó un vacío de éxitos insoportable.

Hay otro ejemplo clarificador. «El Herbalife Gran Canaria ha jugado más finales en estas dos últimas temporadas que el Unicaja en diez», razona un buen conocedor de la actual situación del baloncesto español para analizar esta década en el ostracismo de un Unicaja que bien por razones deportivas o extradeportivas sí ha sabido mantener su estatus europeo tras sus 17 participaciones en la Euroliga (quince de ellas de forma consecutiva), un éxito indudable pero que no suele dar réditos a la hora de cumplir los objetivos en forma de finales o títulos, en un palmarés donde el cuadro malagueño en vez de adelantar puestos retrocede de forma peligrosa y en el ‘ranking’ histórico del baloncesto español hay seis equipos con más éxitos que el club de Los Guindos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos