La realidad deja en mal lugar a Plaza

Baloncesto al sur

Los números de Musli en el Brose cuestionan la decisión del entrenador del Unicaja de prescindir del pívot serbio ahora que Shermadini es baja por lesión, aunque sea el décimo jugador en minutos

Okouo tapona a Cruz./Salvador Salas
Okouo tapona a Cruz. / Salvador Salas
José Miguel Aguilar
JOSÉ MIGUEL AGUILAR

En esta época de falsas noticias que corren como la pólvora por las redes sociales, de bulos intencionados para maquillar la actualidad, hay una realidad palpable que deja en mal lugar a Joan Plaza, en sus últimas decisiones y en la trayectoria del Unicaja en estos dos últimos meses. Igual que en su día no se entendió que no siguieran Markovic o Toolson, por poner dos ejemplos, o que se prescindiera a mitad de temporada de Gist –un referente en el Panathinaikos–, ahora resulta incomprensible que Musli no siga vistiendo de verde cuando la lesión de Shermadini ha dejado un hueco casi imposible de llenar. Los números del pívot serbio en el Brose, donde recaló por obra y gracia del club malagueño dada la escasa confianza del entrenador en este jugador interior de calidad, son llamativos. En los últimos cuatro partidos de Euroliga acumula una media de 13,5 puntos, 16,5 de valoración, 7,2 rebotes, una asistencia y una pérdida. ¿De quién era la culpa de su bajo rendimiento en Málaga?

Todo esto viene a colación de las dos últimas derrotas, la de la Euroliga porque al descanso le iba ganando al Panathinaikos por 12 puntos, y la de la Liga Endesa porque perdió en casa frente a un rival directo para ser cabeza de serie en el ‘play-off’. Fueron dos dardos directos al corazón de la ilusión de los aficionados. En ambas derrotas Plaza echó de menos a Shermadini, pero es que resulta que es el décimo jugador de la plantilla en minutos, ya que de los 43 partidos disputados por el georgiano solo en 9 jugó veinte o más minutos. Es más, en 7 de los 23 partidos de Euroliga no jugó más de 12 minutos. Llamativo es cuanto menos. Con tan poco tiempo en pista es el mejor del equipo en varios apartados estadísticos de la Liga Endesa (el que más tiros libres anota y con mejor porcentaje, el mejor de la Liga en porcentaje de tiro de dos puntos, el que más faltas recibe, y además es el 2.º máximo anotador de la plantilla). Una baja sensible, evidentemente, pero desaprovechada meses atrás. Nos gusta imaginar qué hubiera sido de este Unicaja con un Shermadini que hubiera tenido la confianza de su entrenador...

La del viernes fue, además, una derrota dolorosa por muchas cuestiones, incluida la de la efemérides, ya que frente al Panathinaikos fue el partido número 200 que perdía el Unicaja en Europa, de ellos 171 corresponden a la Euroliga, 20 a la Korac y 9 a la Eurocup. En casa ha perdido 69 partidos y como visitante 131.

Hacía tres años menos tres días que el Unicaja no recibía 90 o más puntos en casa. La anotación del Panathinaikos el pasado viernes no se veía en el Palacio de los Deportes Martín Carpena desde el 19 de marzo de 2015 cuando el CSKAMoscú venció por 77-95. Por cierto, el cuadro malagueño, que llevaba cuatro años sin perder por once puntos, ha cedido esa ventaja en los dos partidos de esta temporada frente al conjunto que entrena Xavi Pascual.

El viernes será otro partido especial más para Joan Plaza, ya que cumplirá cien encuentros de Euroliga sentado en el banquillo malagueño. En los 98 choques que lleva dirigidos al Unicaja su balance es de 40 victorias y 58 derrotas.

A tenor de cómo ha transcurrido la temporada europea, la semana no depara nada bueno, primero porque el Unicaja no ha sido capaz nunca de ganar los dos partidos europeos cuando apenas transcurrían 48 horas entre ellos. Y segundo porque uno de los rivales esta semana es español, y el balance del conjunto malagueño con los contrincantes de la Liga Endesa es pésimo (solo dos victorias en siete partidos esta campaña, y 18 triunfos en la historia en 48 enfrentamientos). Lo único bueno es que llega el Barcelona, que se le da bien en competición continental (ha ganado cinco veces de las diez en las que se han visto las caras) y ya fue capaz de ganar en la Ciudad Condal, aunque entonces no estaba Pesic en el banquillo azulgrana...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos