Salin, el fichaje más mediático

Salin jugará en el Unicaja las próximas dos temporadas.
Salin jugará en el Unicaja las próximas dos temporadas. / Sur

El escolta será un reclamo para los más de 25.000 finlandeses que residen en Málaga

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

No llega con la carta de presentación de Shermadini, mejor pívot de la Liga, y tampoco con el aura de gran jugador de Dragan Milosavljevic, pero Sasu Salin es sin duda el fichaje más mediático que ha realizado hasta el momento el Unicaja para la próxima temporada y puede que uno de los de mayor reclamo de su historia.

Es el tercer refuerzo del Unicaja para la próxima temporada después de que el Gran Canaria no igualase la oferta

El escolta finlandés jugará las próximas dos campañas en el conjunto cajista después de que ayer a primera hora de la mañana el Herbalife Gran Canaria renunciase a igualar la oferta cualificada que hace seis días presentó el Unicaja para hacerse con los servicios del jugador. La noticia fue muy bien recibida por los aficionados, pues se trata de un jugador interesante. Buen tirador, con actitud defensiva y con margen de mejora.

Pero su fichaje tiene otra lectura. Se calcula que en Málaga vive una comunidad de más de 25.000 finlandeses que han encontrado en la provincia su segunda casa, aunque se baraja que el número podría alcanzar los 30.000. La mayoría de ellos reside en Fuengirola, la capital finlandesa de España, o más concretamente en los barrios de Los Boliches y, sobre todo, en Los Pacos, donde la colonia finlandesa es reconocible, a primera vista, por los rasgos físicos de sus residentes, la gran mayoría rubios, como el caso de Salin.

Desde que llegó al Herbalife Gran Canaria, Salin se convirtió también en un reclamo para la amplia comunidad de su país que reside de forma periódica o permanente en Las Palmas. Esto provocó que muchos de sus paisanos se dejasen ver en los partidos del conjunto canario, además de tener una atención constante por parte de los medios de comunicación finlandeses. Aquí este efecto llamada se multiplicará.

Hombre para todo

Pero más allá, el fichaje de Salin no se justifica por esto, sino por la necesidad de contar en la plantilla con un jugador que pueda ejercer dos roles. El primero es el de dar minutos de reemplazo de calidad a los dos escoltas titulares, Nedovic y Milosavljevic, que asumirán la gran responsabilidad. Por otro, el finés es un jugador capaz de dar un buen nivel defensivo y mantener la amenaza desde la línea de tres puntos gracias a su 34 % de eficacia.

Con 26 años, los técnicos del Unicaja consideran que Salin todavía tiene margen de mejora. Aunque su primer equipo fue el Espoon Honka de su país –un club que por cierto ya no existe–, el jugador desarrolló su carrera profesional en el Unión Olimpia esloveno, en el que pasó cinco años antes de dar el salto al Gran Canaria y con el que disputó la Euroliga. Aunque llegó en enero de 2015 con un contrato temporal para cubrir las bajas de Brad Newley y del español Txemi Urtasun, convenció y se quedó dos campañas más.

Ahora le llega el mayor desafío de su carrera, no sólo porque el Unicaja es el club de mayor nivel en el que ha jugado, sino porque tendrá que hacer frente a dos competiciones de gran exigencia, especialmente la Euroliga. Tras la confirmación de su fichaje, al conjunto malagueño sólo le queda por incorporar a un base y un pívot más.

Fotos

Vídeos