Savia nueva malagueña para la selección

Alberto Díaz pasa el balón en un partido con el Unicaja. Rubén Guerrero, con la selección en 2015.
Alberto Díaz pasa el balón en un partido con el Unicaja. Rubén Guerrero, con la selección en 2015. / Ñito Salas/ FEB

Alberto Díaz y Rubén Guerrero reciben su primera llamada de Scariolo para estar con el equipo nacional

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Nacho Rodríguez abrió el camino en la década de los 90 y principios de la década del 2000 con su presencia en Europeos, Mundiales y los Juegos de Sidney, como culmen de su carrera internacional. Después hubo que esperar a una generación única, quizás irrepetible, la de 1980. Berni, Cabezas y Gabriel, los júniors de oro del Mundial de Lisboa de 1999 derribaron la puerta de la selección. Los dos primeros tocaron la cima internacional en el Mundial de Japón en 2006 y Gabriel fue el último malagueño en un gran torneo, con su presencia en el Eurobasket de 2013.

Las dos listas de Scariolo

Del 16 al 23 julio en Benahavís:

Bases: Vives (Valencia), Colom (Unics), Alberto Díaz (Unicaja) y Jaime Fernández (Estudiantes).

Aleros: Dani Díez (Unicaja), Rabaseda y Paulí (Gran Canaria), Abalde (Joventut), Ribas (Barcelona), y Sastre (Valencia).

Pívots: Diop (Baskonia), Arteaga (Estudiantes), Rubén Guerrero (Samford), Nacho Llovet (Obradoiro), Oriola (Valencia) y Sebas Saiz (Ole Miss Rebels).

Desde el 28 julio en Madrid:

Bases: Llull (Real Madrid), Sergio Rodríguez (Sixers) y Ricky Rubio (Timberwolves).

Aleros: Navarro y Abrines (Barcelona), San Emeterio (Valencia) y Juancho Hernangómez (Nuggets).

Pívots: Mirotic (Bulls), Gasol (Spurs), Marc Gasol (Grizzlies) y Willy Hernangómez (Knicks).

Desde entonces, no había habido presencia de malagueños en la selección absoluta. Pero en pocos años habrá un cambio generacional de la mejor hornada de jugadores de la historia del baloncesto español. Calderón ya se ha retirado, Felipe Reyes y Rudy prefieren descansar y Pau Gasol y Navarro están ante sus últimos grandes torneos con el combinado nacional. Y en ese cambio hay jugadores de Málaga que están dispuestos a pelear por un sitio.

Alberto Díaz y Rubén Guerrero fueron ayer convocados por primera vez en su carrera para la selección absoluta y trabajarán este verano a las órdenes de Scariolo. En el caso del base del Unicaja es el premio a una gran temporada, coronada con el título de la Eurocup y su logro personal del MVP de la final. Tras estar en todas las categorías inferiores, le llega el salto a la absoluta a sus 23 años. Más sorprendente es quizás la llamada a Rubén Guerrero, pívot marbellí de 21 años que ni siquiera ha firmado su primer contrato profesional, ya que ha jugado las últimas tres temporadas en la Universidad de South Florida de la NCAA y ahora se ha cambiado a Samford. También es un habitual de las categorías inferiores. Además, el base malagueño Francis Alonso también fue propuesto para estar con España, pero los compromisos con su universidad le han impedido estar.

Dos listas

Hay que tener en cuenta que este verano la convocatoria nacional es peculiar, ya que Sergio Scariolo ha elaborado dos listas. En la primera, 16 jugadores se concentrarán en Benahavís en julio y de ahí saldrá el equipo que competirá en la fase de clasificación para el Mundial 2019 y en la que no estarán los jugadores de la NBA. Ahí están Díaz, Guerrero y el alero del Unicaja Dani Díez, en un grupo lleno de jóvenes menores de 25 años. En la segunda lista, que se concentrará en Madrid están los 11 jugadores que presumiblemente estarán en el Eurobasket (con los Gasol, Navarro, Llull, Chacho y compañía) aunque habrá cinco o seis jugadores invitados de la primera lista que se podrán ganar un puesto.

Desde la generación de los júniors de oro no había representantes locales en el combinado absoluto, en el que también está el cajista Dani Díez

Ayer, Alberto Díaz se mostraba exultante por esta convocatoria en conversación con este periódico:«Es algo muy bonito, algo que siempre he soñado. Me habían dicho algo, pero hasta que no me llamó Scariolo no lo terminé de creer». Para el base malagueño es un reto: «Mi intención es empaparme de la filosofía de la selección y darlo todo para intentar estar en el grupo que irá al Eurobasket, aunque hay mucha competencia».

El base del Unicaja coincidirá con el marbellí Rubén Guerrero, al que conoce bien y aprecia. Guerrero reconoce que se sorprendió mucho de la convocatoria:«Fue una sorpresa total. No me lo esperaba. Me lo confirmaron el lunes. Estaba en clase y Scariolo me lo dijo. Estaba contentísimo y no podía aguantar a acabar la clase y decírselo a mis padres», relata el jugador desde Estados Unidos. Guerrero asegura que es un «orgullo» compartir la experiencia con otro malagueño. «Ojalá un día podamos estar los tres, con Francis Alonso también, en la selección absoluta», afirma.

Fotos

Vídeos