Scariolo:«Si sigue así, Alberto Díaz tendrá un buen futuro como internacional»

Scariolo, en un partido de la selección nacional. :
Scariolo, en un partido de la selección nacional. : / Efe

El seleccionador analiza la primera convocatoria para el equipo absoluto del base del Unicaja y del pívot marbellí Rubén Guerrero

ENRIQUE MIRANDAMálaga

Una nueva generación de jugadores malagueños de baloncesto llama a las puertas de la selección absoluta. El base malagueño del Unicaja Alberto Díaz y el pívot marbellí que milita en la NCAA Rubén Guerrero debutarán este verano en una concentración con España, tras recibir la llamada de Scariolo. Los dos jóvenes jugadores –también estaba en la lista el malagueño Francis Alonso, pero no acudirá por sus compromisos académicos en EE.UU.– formarán parte de un grupo de 16 jugadores entre los que no estarán los principales jugadores de la selección, que sí acudirán a una segunda concentración cara al Eurobasket.

Evitar la «caída en picado» tras el cambio generacional

La mejor generación de la historia del baloncesto español vive sus últimos momentos. Felipe Reyes o Calderón han renunciado a la selección y jugadores como Pau Gasol o Navarro están ante sus últimos partidos. ¿Hay mimbres para hacer ese relevo generacional? «No sería honesto poner el listón de los que vienen detrás donde lo dejan los que salen», dice el seleccionador. «Entendemos y aceptamos que, con la marcha de algunos jugadores, pueda haber una bajada de calidad, de talento, de fuerza pero el objetivo es que no sea una caída en picado como le ha pasado a Rusia, a Italia o a Yugoslavia».

Pero la Federación Española de Baloncesto tiene mucho interés en esta selección ‘B’, de la que saldrán muchos jugadores que competirán en la fase clasificatoria para el Mundial 2019, en la que no estarán los NBA. El seleccionador nacional, Sergio Scariolo, atendió ayer la llamada de este periódico para analizar las posibilidades de los dos malagueños que debutarán con la absoluta. En el caso de Alberto Díaz, su gran temporada con el Unicaja le ha abierto las puertas de la selección:«Es obvio que Alberto está dando pasos importantes, consolidando sin perder lo que ya tiene, mejorando lo que tiene que mejorar. Ha sido un año de crecimiento», afirma el técnico italiano. Scariolo cree que el malagueño puede tener un buen futuro internacional, pero es claro al afirmar que actualmente hay varios jugadores en su puesto con más opciones que el jugador del Unicaja. «Hay jugadores en este momento por delante. Siempre nombro a Quino Colom, que está a un nivel muy alto desde hace años, en la Euroliga, y que es un pedazo de jugador. Está Vives que acaba de ganar la Liga medio cojo pero teniendo una contribución fundamental y que ya ha jugado un Europeo», afirma. «Hay competencia más allá de Ricky y Chacho y eso que Llull juega de ‘2’ en la selección, pero yo a Alberto le veo, si sigue progresando y mejorando, un buen futuro a nivel internacional. La próxima temporada el contacto con la Euroliga puede ser decisivo para él, para dar un salto de calidad», argumenta.  

Además, Scariolo cree que los partidos clasificatorios para el Mundial que se disputarán durante la próxima temporada en las famosas ventanas FIBA y en los que no estarán los jugadores de la NBA serán una «gran oportunidad para jugadores que tendrán menos opciones con el equipo completo».

Guerrero y Francis Alonso

Quizás unas de las sorpresas de la convocatoria para la concentración a partir del 16 de julio en Benahavís fue el nombre de Rubén Guerrero, el marbellí de 21 años y 2,12 de altura que ha competido durante las últimas tres temporadas en la liga universitaria norteamericana, en las filas de South Florida.

El malagueño y Sebas Saiz –ala-pívot madrileño que también compite en la NCAA– son los dos únicos jugadores de esa primera convocatoria que juegan en el extranjero «Rubén ha estado en todas las categorías inferiores de la selección y le toca el complicado salto a la absoluta. Está encontrando sus dificultades para poder hacerse un hueco en la NCAA, pero sigue siendo un jugador muy interesante para la Federación», asegura el seleccionador. «Le hemos seguido durante el año, aunque lamentablemente no ha jugado mucho y ahora tenemos una buena oportunidad de verlo, de tenerlo cerca. Hay que tener en cuenta que es difícil encontrar hombres grandes, que es de los pocos ‘5’ jóvenes que tenemos a alto nivel. Hay que mantenerlos cerca, después ya veremos cuánto y cómo podrán aportar a la selección absoluta».

Scariolo ve un problema esa falta de minutos que ha tenido Guerrero esta última temporada (la próxima campaña militará en la universidad de Samford). «El físico se entrena en un gimnasio, pero la parte técnica hay que practicarla en los entrenamientos, pero sobre todo jugando». Scariolo también llamó al escolta malagueño de la Universidad de Greensboro: «Alonso también estaba en nuestro planes, pero tiene que obtener unos créditos para terminar la temporada académica; si no, hubiese estado con nosotros».

El seleccionador considera que esta fuga de talento a Estados Unidos es un problema que irá a más. «Hay que meterse definitivamente en la cabeza que el tema de la producción de jugadores, sobre todo tras su paso por la categoría júnior, es el problema número 1 que tendremos en el baloncesto europeo sobre todo conforme la NBAse vaya haciendo más voraz y agresiva, reclutando a nuestros mejores jóvenes», reflexiona.

Fotos

Vídeos