Simpson está cerca de aceptar la oferta del Unicaja, mientras que Cook se centra en la NBA

Simpson, con la camiseta azul del Maccabi, pelea por un rebote con Udoh, del Fenerbahçe
Simpson, con la camiseta azul del Maccabi, pelea por un rebote con Udoh, del Fenerbahçe / Euroleague.net

La contratación del pívot norteamericano se puede concretar esta misma semana y la plantilla quedaría a la espera del base titular

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El mes de agosto puede llegar con un nuevo fichaje para el Unicaja bajo el brazo. Si no hay problemas de última hora –que visto el caso de Marcelinho Huertas, no hay que descartar nada–, el conjunto malagueño puede cerrar esta misma semana la incorporación de Diamon Simpson, el ala-pívot norteamericano de 2,01 y 29 años elegido por el club malagueño. El nombre del exjugador del Estudiantes ha logrado el consenso en la entidad de Los Guindos y sobre todo ha convencido a Joan Plaza, que quería un interior que elevara el nivel defensivo de la plantilla.

El jugador, que tras terminar la pasada temporada en el Maccabi dio el salto a Venezuela para jugar en el Trotamundos de Carabobo, está ilusionado con regresar a la Liga Endesa. Simpson ve con buenos ojos la oferta que le ha trasladado el club malagueño para la próxima temporada y el acuerdo está cerca de cerrarse. El jugador incluso ha ‘retuiteado’ este pasado fin de semana en su cuenta de Twitter (@_diamante20) noticias sobre su posible fichaje por el conjunto malagueño, en un claro gesto de que su llegada a Málaga está avanzada. Una vez que el Unicaja cierre definitivamente el fichaje de Simpson y lo haga oficial, la única pieza que le faltará al puzle de Plaza será la del base titular, quizás la más importante cara a la próxima temporada y también la que más quebraderos de cabeza está dando en Los Guindos este verano.

Más información

Simpson ocupará una de las dos plazas de extracomunitarios que tiene disponibles el equipo y todo hace indicar que la otra será para el base. Desde que se escapara el fichaje de Huertas, el Unicaja rastrea el mercado de posibles bases norteamericanos y espera que pueda llegar alguna buena opción de los descartes de la NBA. Uno de los nombres que más ha gustado entre los dirigentes del club es el de Quinn Cook, especialmente tras conocer que los New Orleans Pelicans de la NBA le dejaban libre. El problema es que el base de 1,85 y 24 años, tras brillar en la Liga de Verano de Las Vegas, espera otras ofertas de la NBA antes de plantearse la vía europea.

Tiempos de espera

Este fin de semana varios medios estadounidenses han informado del interés de los Charlotte Hornets por hacerle un contrato al jugador pretendido por el Unicaja. Cook es un base joven, con experiencia en la mejor Liga del mundo –la pasada temporada jugó cinco partidos con los Mavericks y nueve con los Pelicans–, que ha despuntado en Las Vegas y que además es una opción bastante barata para las franquicias. Hay que tener en cuenta que el nuevo convenio colectivo de la NBA que ha entrado en vigor este mes de julio permite a las plantillas tener dos jugadores más (de 15 a 17), que podrán estar entre la NBA en la Liga de Desarrollo, lo que reduce algo más el mercado norteamericano para los equipos europeos.

Otro jugador con experiencia en la Euroliga

Si se termina confirmando la incorporación de Diamon Simpson, el conjunto malagueño seguirá con la hoja de ruta marcada por Plaza y su cuerpo técnico en cuanto a fichar a jugadores con experiencia en Europa. Como los tres fichajes que ya son oficiales (Salin, Milosavljevic y Shermadini), Simpson ya sabe lo que es jugar en la Euroliga, aunque sólo fueran seis partidos con el Maccabi en la recta final de la temporada pasada. El ala-pívot ha jugado también la Basketball Champions League de la FIBA y ha tenido dos etapas distintas en el Estudiantes, equipo en el que dejó muy buena impresión. Conoce por tanto la ACB y la Euroliga, algo que Plaza valora mucho a la hora de fichar.

Aunque en las oficinas de Los Guindos hay informes muy positivos sobre Cook y se trata de un jugador que puede tener un papel protagonista en Europa, el Unicaja sabe que no puede esperar mucho más tiempo para cerrar la plantilla. En un par de semanas los jugadores del conjunto malagueño empiezan las pruebas físicas y a final de mes Plaza ya tomará el mando de los entrenamientos. Para entonces el equipo ya tendría que estar cerrado, aunque por ahora toca esperar.

Fotos

Vídeos