Smith hace dudar al Unicaja

Jamar Smith da indicaciones durante un partido de esta temporada.
Jamar Smith da indicaciones durante un partido de esta temporada. / Ñito Salas

Plantea una subida de sueldo y el club medita liberar su plaza de extracomunitario

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Con la continuidad de los cupos (Suárez, Díez, Díaz y Okouo) ya perfilada, el Unicaja afronta ahora otra negociación que marcará de forma importante la planificación de la plantilla y de los dos fichajes que le quedan por acometer, el de un base y un pívot. El protagonista es Jamar Smith.

Los agentes del escolta estadounidense ya han trasladado al Unicaja las pretensiones de su representado. Smith cuenta con alguna oferta para la próxima temporada y varios equipos de la Euroliga también han preguntado por su situación. Es por este motivo por el que el jugador pretende mejorar su situación contractual, algo que no le cuadra al Unicaja, que la pasada temporada ya renegoció su contrato.

Los agentes del escolta han trasladado su postura al club, y la decisión que se adopte influirá de manera directa en la planificación

Es una situación curiosa porque desde el Unicaja se asegura que, en principio, se cuenta con Jamar Smith, pero al mismo tiempo se reconoce que la disponibilidad de una plaza de extracomunitario daría un gran margen para fichar a los dos refuerzos que faltan. Con Smith en el equipo el planteamiento es diferente que si se marcha o se prescinde de él.

Resolver el asunto no es complicado. El contrato del jugador contempla, como ya se informó en su día, una cláusula de rescisión de 25.000 dólares, que no es elevada y que tiene como fecha tope hasta el día 30 para poder ser ejecutada. Uno de los agentes del jugador reconoció a SUR que el Unicaja ya sabe las condiciones de Smith y lo que le ofrecen otros equipos, y que ahora sólo aguardan la respuesta. Por su parte, desde la entidad malagueña no parecen dispuestos a revisar un contrato que, según se ha explicado por una de las partes implicadas, «es bastante bueno».

Escenarios alternativos

La postura del Unicaja es clara: si Smith no está contento, puede abonar la cláusula y marcharse. Sin embargo, en esos escenarios alternativos en los que trabaja el club ya hay algunos nombres de jugadores extracomunitarios que se pueden escapar a poco que pasen los días, pues hasta el 30 de junio quedan dos semanas. El Unicaja no tiene prisa, pero puede darse el caso de que Smith comunique que se queda, y entonces ya el que tendrá que decidir será el Unicaja sobre la mencionada cláusula.

Fogg es el otro jugador sobre el que el club debe decidir, aunque en principio se cuenta con él

Conviene apuntar que el jugador les ha trasladado a sus agentes la idea de que si las propuestas recibidas no superan en mucho a su sueldo de la próxima temporada, la idea es seguir en Málaga, donde este año fue padre por segunda vez. Como se puede comprobar, de esta negociación dependerá en gran medida el camino que tomará el Unicaja con los dos fichajes que quedan por cubrir. De ahí las dudas del club.

Fotos

Vídeos