Un solo hombre

MARTÍN URBANO

Aunque conocemos a los que piensan que las estrellas un inconveniente para el funcionamiento de un equipo, exhibiciones como las de Gary Neal, vienen a confirmar la importancia de estas estrellas en nuestro juego.

Ayer, en la búsqueda de ese equilibrio tan difícil de conseguir entre ataque y defensa, Plaza otorgó un puesto en el cinco inicial a Dani Díez. La habitual nota exótica la puso Brooks, descartado la semana pasada y titular, además de lanzadera de su equipo, en el partido de ayer. Por cierto, que podemos estar largo rato discutiendo sobre la oportunidad de no llevar a Las Palmas al ala-pívot de Louisville, pero lo que ya resultaba menos discutible , en los primeros compases del encuentro, lo bien que parecía haberle sentado la pausa competitiva. Cuando en el arranque del segundo cuarto, el técnico local dejó en el banquillo a todos sus titulares, el Unicaja perdió la iniciativa y como Waczynski era menos obstáculo para Neal que Díez, primero el juego y después el marcador, se equilibraron. Fueron diez minutos difíciles de explicar, en los que el exjugador de los Spurs metió tantos puntos como el Unicaja al completo.

Tras el descanso, el partido se mantenía en la misma línea y eso llevó a Plaza a pedirle a Milosavljevic que se encargara del control de la estrella visitante. Sin embargo, jugarse el partido a frenar la anotaciónd e Neal no parecía la vía más fiable de éxito, por eso Plaza dio un giro a sus planteamientos dando entrada a Nedovic y quedándose con un equipo sin pívots. Un parcial de 22-20 en el tercer cuarto, dejó las espadas en alto para el último. Plaza mantuvo a su terna de pívots en el banquillo y puso en cancha a McCallum. El cuadro maño amplió las funciones de sus hombres altos para mantenerse en el partido y ya en la recta final volvió a dejarlo todo en las manos de Gary Neal que, como hace unos años vestido de verde, volvió a ser uno de los jugadores más grandes que han pasado por aquí. De cualquier forma, el bajón del Unicaja, tras el descalabro de Las Palmas, parece evidente y al equipo le falta la alegría y la decisión de antes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos