Soluade: «Daré cien veces más y con más madurez»

El Unicaja confirma la presencia del base inglés en la primera plantilla para la próxima temporada

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

La próxima temporada el Unicaja contará con un nuevo canterano en su primera plantilla. A Alberto Díaz y Viny Okouo se les unirá Morayo Soluade, base inglés que llegó en categoría júnior a Los Guindos. El británico regresa a Málaga tras estar cedido la pasada temporada en el San Pablo Inmobiliaria Burgos de la LEB Oro, con quien consiguió el ascenso a Liga Endesa. Mucha ilusión y ganas de trabajar duro para ganarse un hueco.

Nacido en Londres el 12 de julio de 1995, Soluade llegó a la cantera del Unicaja en la temporada 2011/12, en categoría Junior. Desde entonces, su progresión ha ido de forma positiva, primero en los equipos de formación del Unicaja. Ya en su segundo año junior en Málaga llegó a disputar minutos en LEB Oro con Clínicas Rincón, pasando la siguiente temporada a ser uno de los bases del equipo vinculado del Unicaja.

Soluade tuvo incluso de debutar con el primer equipo en un partido de Euroliga ante el Limoges francés, en el que se impuso el Unicaja por 75 a 69. Unos días más tarde, hizo lo propio en Liga Endesa ante Gipuzkoa Basket, encuentro que también se ganó por parte del equipo malagueño, en este caso por 74 a 59. En total, Soluade ha jugado 9 partidos con el primer equipo, todos en la temporada 2014/15 cuando tenía 19 años.

Ahora, tras estar cedido la pasada temporada en el San Pablo Inmobiliaria Burgos, donde consiguió el ascenso a la Liga Endesa, Morayo Soluade regresa a Málaga con el desafío de aportar energía y juventud y continuar con su aprendizaje dentro del mundo profesional. "Si, muy contento por el regreso a Málaga, con muchas ganas de empezar ya a entrenar con el equipo. Cuando me confirmaron que sería uno más en la plantilla del Unicaja fue una gran alegría. He trabajado duro la pasada temporada, con resultados y vivencias grandes. He tenido suerte para que todo ese esfuerzo se refleje en un premio como formar parte del equipo y estar a las órdenes de Joan Plaza", afirmó el jugador inglés.

Su buena temporada en el Burgos ha sido clave para que el Unicaja se decidiese a repescarlo, algo que no ha pasado con Karahodzic o Romaric. Soluade valoró de forma muy positiva su experiencia en la LEB Oro. "Ha sido un cambio o evolución grande, tanto a nivel personal como en cuanto al baloncesto. Creo que he mejorado mucho en mi juego como base, he tenido que asumir responsabilidad y eso ha hecho que vaya aprendiendo cosas. Ahora voy a estar a otro nivel, al mejor de Europa, y sé que debo ir aprendiendo más cosas sin olvidar todo lo que ya he adquirido. Desde el primer día la experiencia ha sido inolvidable, arrancando desde el primer partido hasta el último segundo del 'play-off'. Siempre voy a tener en un rincón especial todas esas imágenes de las celebraciones del ascenso, con el equipo y con los aficionados. Algo que nunca olvidaré. Este año ha sido muy importante para poder madurar. He conocido otra manera de ver y vivir el baloncesto. Además, tuve la suerte de encontrarme en Burgos a un equipo increíble, dentro y fuera de la cancha. Sólo puedo agradecer a mis compañeros y entrenadores todo lo bueno que me han aportado. He conocido personas de un valor humano enorme", explicó.

El canterano llega con ganas de hacer dudar a Joan Plaza y dispuesto a ganarse los minutos. "Regreso a Unicaja con la mentalidad de trabajar, trabajar y trabajar. Daré todo lo que tengo para ayudar al equipo dentro y fuera de la pista. Sé que Joan Plaza es un entrenador con el que se progresa mucho, pero para ello los jugadores debemos poner de nuestra parte y trabajar cada día como si fuera el último. No me planteo objetivos, sólo mejorar día a día. La última vez que estuve entrenando con Joan me pidió energía, trabajo y concentración. Siendo joven y estando en un equipo como Unicaja, eso es lo que hay que traer todos los días, sin excusas. Ahora, volveré con lo mismo pero dando 100 veces más y con más madurez.", aseguró.

Fotos

Vídeos