Soluade se reencuentra con el Burgos, su trampolín de regreso a la élite

Soluade./ACB PHOTO
Soluade. / ACB PHOTO

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Entre los ilusionantes fichajes del Unicaja el pasado verano, quizás pasó más inadvertido el regreso al equipo de Morayo Soluade. En esa carrera de los canteranos de Los Guindos por acercarse al primer equipo parecían contar con ventaja otros jugadores como Romaric o Karahodzic, pero fue el base el que logró la ficha 14 de la plantilla. Es cierto que la necesidad de una plantilla larga y de contar con jugadores con condición de cupo permitió el regreso de Soluade, pero también que su gran trabajo la pasada campaña con el Burgos en la LEB Oro hizo que los dirigentes de Los Guindos volvieran a fijarse en él. Soluade anda ahora como un niño con zapatos nuevos en la primera plantilla del Unicaja. Mañana probablemente tendrá minutos ante el equipo que le sirvió de trampolín para regresar a la élite, a sus 22 años. El técnico del Burgos, Diego Epifanio, le dio confianza y galones en el conjunto burgalés y Soluade respondió. De hecho, este verano volvieron a solicitarle al Unicaja su cesión, pero el club malagueño ya tenía otros planes para el canterano que llegó a Málaga en 2011. «He madurado y mejorado mucho en mi juego como base», sostiene el jugador nacido en Londres. En pretemporada ha mostrado descaro, acierto exterior y unas magníficas condiciones físicas. Una vez que ha empezado la competición oficial, tendrá mucho más complicado arañar minutos, pero Soluade quiere aprovechar al máximo esta oportunidad.

Temas

Leb

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos