Zona técnica

SUPERIOR EN TODO

MARTÍN URBANO

La superioridad del Unicaja en la primera mitad, con más rebotes ofensivos, menos pérdidas y, como consecuencia, con seis tiros más a canasta y mucho mejores porcentajes de acierto, resultó incuestionable. La duda era saber si podían mantener ese nivel en la segunda parte. Es cierto que en algunos momentos del tercer cuarto hubo alguna duda, pero enseguida recuperó la iniciativa para dominar en todas las facetas.

Como tantas otras veces, Plaza introdujo su sorpresa habitual con la entrada de Soluade en el quinteto titular. De esta manera premiaba el buen trabajo del británico en Milán y fortalecía la defensa de su equipo. Para empezar, vimos dos defensas individuales extraordinarias y el Unicaja, mejor desde fuera, se hizo con la primera ventaja, también porque se multiplicaba atrás. La entrada de Doncic, tan peligroso por dentro como por fuera, reactivó el ataque blanco que no había funcionado en los siete primeros minutos. En el segundo cuarto, la defensa local seguía imponiendo su ley y el ataque visitante no encontraba ni un tiro cómodo. Laso tuvo que recurrir de urgencia a Tavares y Campazzo, porque su equipo no anotaba y la renta local seguía creciendo. Taylor controlaba bien a Nedovic, el ataque local perdió fuerza y la pelea se equilibró. Plaza prefirió aleros 'pequeños' y su equipo mantenía el botín de sus primeros 15 minutos de dominio. Tras la pausa, los visitantes parecían más metidos en el partido. En el Unicaja, toda la iniciativa era de Nedovic. Como los visitantes hacían muchas faltas, Tavares se fue al banquillo y Plaza seguía insistiendo en Soluade. Con menos estatura, los blancos fueron más rápidos y desde una zona 2-3 lanzaron algunos contragolpes y se acercaron bastante. El conjunto blanco había dominado el tercer cuarto, pero cuando se entró en el último, el Unicaja ganaba por 5 puntos y ahora jugaba con aleros altos. Pronto cayó eliminado Díaz y el Unicaja lo fiaba todo a su tiro exterior y a la pelea por el rebote. Con el paso de los minutos, el ataque malagueño fue mejorando en paciencia y a base de penetraciones acabó vapuleando a su rival.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos