Un techo para la 'generación de oro' en la perla de la cantera del Unicaja

Un techo para la 'generación de oro' en la perla de la cantera del Unicaja

Souleymane Penda Traore, con 15 años, 2,09 de altura y 2,20 de envergadura, refuerza al equipo cadete, en el Nacional

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Entrenadores, ojeadores y agentes tienen claro dónde están los mejores jugadores de la cantera del Unicaja: el equipo cadete. Los expertos no dudan en afirmar que varios de sus componentes tienen serias opciones de acabar en el primer equipo si mantienen la progresión, se dan las circunstancias oportunas y se encuentran con un entrenador que verdaderamente apueste por los jóvenes valores.

Quizá a este equipo que este fin de semana compite en el Campeonato de España le faltaba algo de músculo y centímetros. Así que el Unicaja ha buscado en el mercado y ha dado con un auténtico portento físico: Souleymane Penda Traore. Este chico de 15 años llega desde Mali con una talla impresionante. Mide 2,09 metros y una envergadura de 2,20 metros sin haber desarrollado completamente su físico. Para que se hagan una idea, Pau Gasol, que mide 2,16, cubre 2,25 metros con los brazos abiertos. Otro ejemplo que sirve de comparación es Walter Tavares. El caboverdiano del Real Madrid une a sus 2,21 metros una envergadura de 2,40 metros; es decir, unas dimensiones sobrenaturales.

Souleymane Penda Traore ha llegado a Málaga hace sólo un par de semanas y está todavía en proceso de adaptación al equipo cadete que dirige Chiki Gil y a su nueva ciudad. A pesar de la dificultad que esto entraña, las sensaciones son buenas. «No es algo sencillo, pero tiene mejores fundamentos que otros jugadores africanos que llegaron antes. Le cuesta más la adaptación táctica y es competencia de todos facilitarle la adaptación», afirma Gil, que, como es lógico, opta por la cautela a la hora de analizar a su nuevo pívot.

Del mismo modo, el técnico malagueño también es moderado cuando aborda los elogios que genera su grupo de jugadores y las perspectivas de futuro de estos. «Es cierto que tenemos un buen grupo con cierta proyección. El hecho de que varios estén en las selecciones indica que hay talento, pero todo esto hay que meterlo en un grupo y hacer que funcione. Nadie sabe lo que puede pasar», insiste. Los nombres de los que todo el mundo habla son los de Rubén Domínguez, Pablo Sánchez, Pablo León, Iván Ruiz, Javi Rodríguez, Carlos Galán, Pierre Waly, Jeffry Sima, Adrián Ramirez y José García, entre otros. En el Campeonato de España que arrancará el domingo en Lérida tendrán un estreno díficil en un grupo con el Real Madrid, Valencia y el Easo. No será fácil, pero ahora tienen a a una torre como Penda Traore.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos