Tiempo de redención para McCallum

McCallum, en el partido ante el Estudiantes. /Agencia LOF
McCallum, en el partido ante el Estudiantes. / Agencia LOF

Tras una mala primera parte de la temporada, el base ha mostrado mejoría en los últimos partidos y el equipo lo ha notado

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Ray McCallum es el típico jugador del que se tiene la certeza que puede aportar más de lo que se ve en la cancha. Porque tiene momentos de lucidez en los que se convierte en un torbellino imparable, que juega a varias revoluciones más que sus rivales y que tiene recursos ofensivos para destrozar cualquier defensa. Se vio en el último cuarto ante el Estudiantes el pasado domingo, en el que lideró al Unicaja para dejar el partido encarrilado. El problema es que hasta ahora pesa más el color gris que el brillo en su rendimiento en el conjunto malagueño. Se esperaba mucho más de un jugador con experiencia en la NBA y que además venía precedido por su buena fama de trabajador y disciplinado. Pero no ha terminado de adaptarse al baloncesto europeo en el que debuta y con frecuencia se le ve acelerado y sin poder trasladar a la pista lo que le pide el entrenador. Es una cuestión mental, más de entendimiento del juego que de calidad.

Aun así, se ve atisbo de mejoría en McCallum en los últimos partidos y eso es una buena noticia para el conjunto malagueño. Con Alberto Díaz sin tanta confianza como en la pasada campaña, cuando McCallum está fuera del partido el Unicaja lo nota en exceso. Pero aún hay tiempo de redención, de demostrar que el Unicaja no se equivocó a la hora de arriesgar con su fichaje (Plaza siempre pide jugadores con experiencia en Europa y, a ser posible en la ACB).

Quedan tres meses por delante y mucho en juego aún para el club de Los Guindos. McCallum tiene que dar el paso adelante que se echa de menos hasta ahora. Será el mejor fichaje para el Unicaja, al que esta temporada se le ve cojo algo cojo en el puesto de base.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos