Tres derrotas seguidas en Sevilla a modo de advertencia

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Si le echan un vistazo a la clasificación que acompaña la ficha del partido de esta tarde entre el Betis y el Unicaja, puede parecer que el equipo malagueño es claro favorito. Es sexto y su rival ocupa la penúltima posición. También lo era en las últimas tres campañas, en las que, como ahora, el conjunto sevillano no atravesaba por una situación nada buena y, sin embargo, perdió. Estas derrotas en las últimas tres visitas al pabellón de San Pablo deben servir de advertencia al Unicaja, que no puede permitirse tropiezos ante equipos que sobre el papel son inferiores. Estos duelos entre el Betis y el Unicaja suelen ser en domingo por la mañana, y a pesar de que en esta ocasión se jugará por la tarde (18.00 horas) y siendo Domingo de Ramos, el equipo malagueño estará arropado por más de un centenar de aficionados. Setenta de ellos se desplazarán en un viaje organizado por el Unicaja, y es previsible que algunos más lo hagan de forma individual. La relación entre las aficiones es excelente y parece seguro que se viva un gran ambiente de baloncesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos