Plaza saca la tijera

Plaza, durante un partido con el Unicaja en la Euroliga./Euroleague
Plaza, durante un partido con el Unicaja en la Euroliga. / Euroleague

Recortará las rotaciones para reactivar al equipo y advierte: «No puede haber jugadores que estén por estar»

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Se trata de algo cíclico en el Unicaja, especialmente cuando las cosas se tuercen, aunque también es habitual en otros equipos en situaciones similares. Los entrenadores acuden a sus jugadores más fiables y de mayor confianza para superar momentos complicados. Es lo que ayer anunció Joan Plaza que hará en los próximos partidos, y que comúnmente se conoce como ‘acortar la rotación. Podría calificarse como un eufemismo para evitar dar nombres propios y focalizar el descontento con algún jugador, pero es una declaración de intenciones.

Aunque ya lo hizo en el duelo contra el CSKA, el entrenador del Unicaja reconoce su intención de «explotar» a ocho o nueve jugadores si es necesario

Tampoco es la primera vez que el entrenador barcelonés opta por esta medida en el Unicaja, máxime en una plantilla tan amplia como la actual y teniendo en cuenta que la temporada está en su fase inicial. Sin embargo las circunstancias obligan, especialmente en la Liga, donde la clasificación para la Copa se ha complicado, mientras que en la Euroliga, el equipo se muestra muy irregular. Así que Plaza dice estar ya dispuesto a jugar con ocho o nueve jugadores, empezando por el partido de hoy ante el Panathinaikos (20.00 horas), y su justificación para hacerlo fue la siguiente.

«No sabemos administrarnos. Hay muchas cosas nuevas quizá deberíamos hacer un encuentro ‘off the record’ para que las podáis entender. Hay que aprender a hacer 35 minutos de entrenamiento andando, algo que es nuevo para todo el mundo. Hay que aprender, si tuviésemos más experiencia para entender que el partido del domingo es muy importante. Pero cuando lo hemos hechos lo hicimos mal. Acordamos que todo el mundo debía saber que la Liga era una prioridad, pero cada vez que jugamos un partido (de Euroliga) sabiendo que luego venía uno importante, no lo hicimos bien. Quizá dentro de un tiempo para lo hagamos. Esto nos ha llevado ahora ir a cara de perro y dando lo mejor de nosotros mismos, sin contemplaciones. Sin pensar los jugadores que juegan y los que no lo hacen. Si hay que explotar a ocho o nueve jugadores lo vamos a hacer. De la otra manera, aunque era consensuado, no nos salió bien. Saldremos como si no hubiese otro partido después. Jugaremos contra el Panathinaikos como si ahí se acábese la Euroliga. Queremos ser conscientes de ese riesgo, de que haya cansancio o lesiones y es algo que hemos decidido. Administramos no nos salió bien», explicó.

Mensaje a Nedovic

El entrenador del Unicaja siguió con su explicación de su decisión de acortar la rotación y mandó algún mensaje para determinados jugadores, sin importar si son los que más anotan. «Si es necesario se hará esto. No hay más. Les enseñé una estadística a los jugadores para razonarlo. Todo lo que hago es justificado. Esta estadística decía que desde el mejor equipo de la NBA hasta el último, tenían cuatro jugadores que podían jugar 30 minutos en cuatro partidos semanales. El baloncesto va en esa dirección. Los jugadores de la NBA llegan preparados para la pretemporada y están acostumbrados a jugar 35 minutos. Sí, habrá jugadores que actuarán 28 minutos tres partidos en la semana... Esa será la exigencia que tengamos, pero pueden jugar ocho o nueve jugadores, incluso los que no están preparados.

«Pondré a los mejores, no necesariamente a los que más anotan, sino a los que más compensan al equipo»

El vestuario cajista también sabe de las intenciones del técnico, que antes de hacerlas públicas ayer, se las comunicó a sus jugadores durante esta semana un tanto atípica al no haber habido jornada de Liga Endesa. «Ahora tienen que coger las oportunidades al vuelo. Eso es lo que hemos hablado con los jugadores. Los jugadores cuando no les afecta piensan que es lógico, pero cuando les afecta, aprietan el culo. Los entrenamientos cortos deben ser una lucha sin cuartel entre ellos. Lo que no puede ser jugadores que estén por estar. Cada uno en su faceta deben hacerse valer en su faceta. No hay más tiempo y el jugador sabe que es una lucha con el que tiene delante en el entreno y los partidos. Pondré a los mejores, no necesariamente a los que más anotan, sino los que más compensan delante y detrás. Tenemos un equipo completo y el trabajo acabará saliendo, estoy seguro», afirmó el entrenador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos