Unicaja-Obradoiro: 45 horas de descanso frente a siete días

McCallum y Augustine toman aire durante el partido ante el Valencia del jueves. /Álvaro Cabrera
McCallum y Augustine toman aire durante el partido ante el Valencia del jueves. / Álvaro Cabrera

El cansancio, gran ‘handicap’ del equipo en el trascendental partido de esta tarde

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Habrá quien se extrañe al leer que el Unicaja vuelve a jugar hoy. El equipo malagueño disputa el tercer partido de la semana como local, y quizá el más importante de todos. Recibe a las 19.00 horas al Monbus Obradoiro, rival directo en la lucha por un puesto en la próxima edición de la Copa del Rey. Los dos equipos están empatados a siete victorias a tres jornadas para conocer los participantes en el torneo copero, por lo que el choque es vital para ambos.

Dragan Milosavljevic, con el que no se contaba, fue dado de alta a última hora y dará un impulso físico al equipo

Sin embargo, la forma de prepararlo de uno y otro ha sido muy distinta. El Unicaja llega al choque con las fuerzas bajo mínimos después de haber disputado dos competidos partidos ante el Valencia. Ganó el primero, el de Liga, y cayó en el segundo, en la Euroliga.

En este último se pudo comprobar que el grupo que dirige Joan Plaza está al límite. No es algo nuevo. En Tenerife y en Bilbao, después de haber jugado 48 antes partidos de la competición europea, pagó la carga acumulada, así que sobreponerse a este cansancio será clave para poder ganar al conjunto gallego.

El Unicaja sólo ha tenido 45 horas de ‘descanso’ para recuperarse del doble esfuerzo de esta semana, aunque es un reposo ficticio pues Plaza citó ayer a sus hombres para entrenar. En el polo opuesto está el Obradoiro, que jugó el sábado pasado ante el Morabanc Andorra en su pista. Encajó su quinta derrota consecutiva de la temporada, pero ha tenido mucho tiempo para preparar el partido y tratar de revertir esa tendencia negativa. Exactamente, los hombre de Moncho Fernández han dispuesto de 166 horas desde que terminó su último partido hasta que empiece el de esta tarde; es decir, siete días.

Las opciones del Unicaja de jugar la Copa pasan por asegurarse la victoria en los partidos de casa, como el de hoy y el que jugará en la jornada decimoséptima ante el Gran Canaria. Entre medias visitará el Palau, donde ya ganó esta temporada en la Euroliga. Si hace pleno, jugará la Copa, pero si gana sólo dos, puede que no le valga. Así que lo primero es sumar un triunfo más hoy.

Finalmente, el Unicaja dio de alta a Dragan Milosavljevic para el partido de esta tarde. El serbio estaba descartado por la mañana e incluso por la tarde, pero la decisión se tomó en el último instante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos