El Unicaja afronta ocho meses sin cuartel

Plaza da instrucciones durante un partido.
Plaza da instrucciones durante un partido. / SUR

El nuevo calendario de la Liga, ya con el Betis, elimina los descansos que había y eleva a 64 el mínimo de partidos a jugar

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Más difícil todavía. Esa podría ser la frase que resume el escenario que afronta el Unicaja después de hacerse público el nuevo calendario de la Liga ACB con la presencia ya del Betis Energía Plus. Puede parecer una exageración, porque realmente serán dos partidos más, pero la segunda lectura es que estos encuentros adicionales ocupan un fin de semana en el que el conjunto malagueño, que estará inmerso en la locura de la Euroliga, tenía descanso. En ocho meses, habrá 64 partidos oficiales, 65 si se cuenta también la Supercopa ACB, y 66 si disputa la final de este torneo.

Ya no habrá cuartel hasta que el 5 de abril acabe la fase regular de la competición europea, y eso en el caso de que el Unicaja no se clasifique entre los ocho mejores de Europa para disputar el ‘play-off’, que todo puede pasar. El Unicaja pierde con la Liga ACB de 18 equipos los descansos de la segunda semana de noviembre, donde ahora jugará contra el Gipuzkoa, y también la segunda de marzo, en la que repite enfrentamiento ante el conjunto vasco.

Calendario

El nuevo calendario no distorsiona en exceso el comienzo de temporada para el Unicaja respecto al anterior. Tendrá un arranque de Liga relativamente fácil, pues se medirá al Murcia, Burgos, Fuenlabrada y Betis con el primer duelo serio en la Liga en la quinta jornada en la pista del Real Madrid. Serán partidos importantes, especialmente los cuatro primeros para ir engordando la bolsa de victorias con la mente puesta ya en la Copa del Rey, que se disputará en Las Palmas del Rey del 15 al 18 de febrero. Esto será clave en una temporada en la que el apretado calendario de la Euroliga tendrá un impacto evidente en el rendimiento del equipo en la Liga ACB por el trajín de los viajes, cansancio y, ojalá que no, las lesiones.

La presión será máxima desde el primer momento, pues en octubre habrá diez partidos, por nueve en noviembre, cuando llegará uno de los pocos respiros gracias a los partidos de selecciones. Tras recibir alCSKA el 24, el equipo no volverá e jugar hasta el 1 de diciembre, cuando viajará a Atenas para medirse al Panathinaikos que dirige Xavi Pascual. También tendrá una semana sin partidos después de jugar en Málaga contra el Maccabi el 22 de febrero, pues el siguiente duelo será el 2 de marzo en Belgrado frente al Estrella Roja, un desplazamiento que previsiblemente el equipo realizará el vuelo chárter. Precisamente marzo, el mes con más partidos de año al jugarse 11, ofrece una situación curiosa, pues el equipo malagueño jugará cuatro choques seguidos como local frente al Gipuzkoa, Panathinaikos, Fuenlabrada y Barcelona.

Si el comienzo de la Liga dará margen para coger confianza frente rivales asequibles, en el final del campeonato también ocurre lo mismo en caso de necesidad de victorias para el ‘play-off’, pues el Unicaja se medirá a Zaragoza, Andorra y Joventut.

Temas

Acb

Fotos

Vídeos