El Unicaja, ante una final por la supervivencia

Nedovic escucha a Díez durante un partido. /Agencia Lof
Nedovic escucha a Díez durante un partido. / Agencia Lof

Está obligado a superar su apatía para forzar el tercer partido ante el Baskonia y no irse de vacaciones

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El instinto de supervivencia debe mantener con vida al Unicaja; eso o dirá adiós hasta el mes de octubre. Así como suena. Cinco meses de castigo si no vence esta tarde al Baskonia (19.45 horas) en el segundo encuentro de la serie de cuartos de final del 'play-off' de la Liga Endesa, en la que el cuadro vasco manda por 1-0.

Está obligado el conjunto malagueño a salir de la depresión en la que lleva sumido desde que finalizó su participación en la Euroliga. La desconexión ha sido tan grande que ha hipotecado sus aspiraciones de regresar al principal torneo europeo. Esa crisis de juego y actitud tuvo continuidad en el primer encuentro ante el Baskonia, al que sólo le hizo falta un achuchón para desbaratar a un grupo a día de hoy muy endeble.

El Palacio de los Deportes debe servir para presionar tanto al Unicaja como a su rival, en un intento de que recupere la tensión perdida y trate de plantar cara a un Baskonia mucho más sólido y entero. Y a pesar de la derrota del domingo en Vitoria, el Unicaja mejoró algo la imagen mostrada en los últimos encuentros. Se puede decir que compitió mejor, al menos en los 31 minutos previos al desplome en el último cuarto.

En cualquier caso, el conjunto que dirige Joan Plaza debe mejorar mucho para igualar la eliminatoria. Su defensa encajó casi noventa puntos, los pívots rivales dominaron por completo la zona y los rebotes, y los porcentajes en los lanzamientos fueron muy bajos: un 53 % en tiros de dos y un 28 % en triples. Como se puede comprobar, son muchos frentes por cubrir a estas alturas de la temporada, aunque quizá el principal problema sea el estado mental de una plantilla en la que se aprecia cierta fractura por diferentes motivos.

Para agravar los problemas del cuadro malagueño, Adam Waczynski será baja casi segura. El polaco, que venía siendo el jugador más regular en la faceta anotadora del equipo ante el bajón experimentado por Nedovic, se lesionó el tobillo izquierdo el domingo y es poco probable que juegue. Una derrota que nadie desea porque sería el último partido en Málaga para varios jugadores. Quién sabe si también para el propio Plaza...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos