El Unicaja tiene buen tino con los temporeros

Omic, que ha vuelto a ser ofrecido ahora, dejó buenas sensaciones la pasada temporada. /SUR
Omic, que ha vuelto a ser ofrecido ahora, dejó buenas sensaciones la pasada temporada. / SUR

Salvo en los casos de Nelson y Ndiaye, el club acertó en las últimas temporadas con los fichajes a mitad de temporada

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El éxito o fracaso de una temporada empieza a fraguarse en verano, cuando el director deportivo y el cuerpo técnico configuran el equipo. El Unicaja tradicionalmente es uno de los grandes animadores de la época estival de fichajes y es habitual que lleguen seis o siete caras nuevas al equipo todos los años. Pero después llegan las lesiones, la falta de adaptación u otras circunstancias que obligan a cambiar jugadores en mitad de la temporada. Ahí también es clave acertar. El conjunto malagueño acaba de perder a Shermadini para, mínimo, los dos próximos meses. Una referencia interior muy importante en la plantilla que habrá que sustituir para que el equipo de Plaza no pierda competitividad. El club está teniendo dificultades para encontrar a la pieza adecuada en un mercado muy reducido, aunque se espera cerrar un refuerzo en los próximos días.

En las últimas temporadas, el Unicaja ha tenido buen ojo a la hora de incorporar a jugadores a mitad de temporada. Hay un par de casos que rompen esa norma, como los de DeMarcus Nelson y Ndiaye, pero la mayoría de los temporeros elevaron el nivel del equipo y fueron importantes en su paso por Málaga.

El Panathinaikos llega a Málaga en su peor racha de la temporada

Mientras la actividad no cesa en los despachos, el Unicaja regresó ayer a los entrenamientos para preparar el doble compromiso en casa de esta semana, el viernes ante el Panathinaikos y el domingo ante el Fuenlabrada. En la Euroliga, el conjunto malagueño ya prácticamente no tiene opciones de clasificarse para los ‘play-off’, pero quiere seguir compitiendo hasta el final en los cinco partidos que le quedan.

El viernes recibe a un Panathinaikos que no debe tener problemas para acceder a la siguiente ronda (es sexto, con 14 triunfos) pero que llega en la peor racha de la temporada en competición europea. El conjunto que entrena Xavi Pascual ha perdido contra el Khimki y el Real Madrid a domicilio y frente al Olympiacos en Atenas, lo que hace que necesite sumar una victoria cuanto antes para no perder su privilegiada situación en la tabla. En la Liga griega, el Panathinaikos es líder y ayer se impuso de manera holgada al Kimis por 87-64.

Desde que Joan Plaza está en Málaga se han fichado ocho jugadores con contrato temporal, si bien hay una enorme diferencia entre los dos últimos años respecto a los dos primeros. En su primera temporada no hubo ningún fichaje a mitad de temporada y en la segunda se incorporó a Germán Gabriel en enero para ocupar el puesto del canterano Nguirane, sin nivel para el primer equipo. Gabriel, que no encaja en el perfil de temporero ya que conocía perfectamente el club, hizo un buen trabajo y se ganó la renovación, aunque a la temporada siguiente prefirió marcharse en noviembre ante la pérdida de minutos.

En las dos últimas temporadas, la 2015-2016 y la 2016-2017 sí hubo más movimientos con la temporada iniciada. En la primera de ellas llegaron Jack Cooley para ocupar el puesto dejado por Gabriel, DeMarcus Nelson por la baja de Markovic y Kenny Hayes, por la lesión de Jamar Smith. El pívot procedente de la Liga de Desarrollo y actualmente entre los Sacramento Kings de la NBAy los Reno Bighorns, su equipo vinculado –allí comparte equipo con otro exUnicaja, Marcus Williams–, fue una de las revelaciones de la temporada y se ganó la admiración del público malagueño. Hayes también hizo un buen final de temporada con algunos partidos muy destacados y el punto negro fue Nelson, muy por debajo de lo esperado para un base titular.

Descartado Bourousis, se exploran otras opciones en China

El nombre más atractivo que había sobre la mesa, el de Ioannis Bourousis, ha sido descartado por el Unicaja, que ve inviable su fichaje. Es un jugador muy caro y que además está en plenas eliminatorias por el título de la CBA china. El club malagueño no quiere dar pasos en falso y medita muy bien a quién traer para sustituir a Shermadini. Se exploran opciones en China, donde hay jugadores con experiencia en Europa (Lampe, James Mays, Scola, entre otros) aunque tampoco se cierra la puerta a traer a alguien que ya esté en Europa.

La pasada campaña se acertó de pleno con Omic y Eyenga, dos jugadores que tuvieron un impacto directo en el equipo nada más llegar. E incluso Juanjo García, que llegó para ayudar en los entrenamientos de pretemporada, dejó buenas sensaciones. El caso de Ndiaye, que llegó para sustituir a Mbakwe, es el ejemplo a no repetir: disputó 23 partidos con 3,5 de valoración media y en febrero el club de Los Guindos rescindió su contrato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos