El Unicaja ya busca base

Clevin Hannah. /ACB
Clevin Hannah. / ACB

El club ya trabaja en la incorporación de un recambio para McCallum cara a la próxima campaña, gusta Clevin Hannah

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El próximo proyecto deportivo del Unicaja lleva algún tiempo gestándose. El club, que no ha avanzado en exceso en algunos asuntos importantes como la decisión de quién entrenará al equipo, sí que ha estado atento al mercado consciente de que hay posiciones en las que tendrá que fichar. Probablemente el puesto que más problemas ha generado esta temporada es el de base. McCallum no seguirá en la disciplina cajista la próxima campaña. No se ha adaptado al estilo de juego europeo y, mucho menos a lo que Joan Plaza le exige.

Desde que se disolvió la pareja que formaban Granger y Markovic, de lejos la más fiable, sólida y complementaria desde Pepe Sánchez y Cabezas, el Unicaja ha errado año tras año en la contratación de un base, y que en las últimas temporadas han obligado a exprimir a Alberto Díaz. Sucedió cuando se fichó a Nedovic como director de juego, cuando no lo es, se incorporó a un decepcionante Lafayette, o se repitió el error de Nedovic con Fogg. Por el camino, también algún mal parcheo como Nelson. Todo esto, ha tenido una consecuencia positiva, como ha sido que los continuos errores han permitido el crecimiento y consolidación de Alberto Díaz.

Con mucho tiento

Así las cosas, el Unicaja va con mucho tiento en elegir el recambio de McCallum, que incluso ha reconocido que se centrará en buscar un hueco en algun equipo de la NBA o en la Liga de Desarrollo. Hasta ahora el club cajista siempre ha tratado de tener dos bases de un perfil distinto. Uno más anotador y explosivo que otro. Esa era la idea con McCallum y Díaz, al menos. Incluso el primero es menos ofensivo que otros que lo precedieron en el puesto.

A pesar de esto y tras las últimas experiencias poco favorables, se empieza a considerar que también sería positivo contar con una pareja para Díaz con mayor capacidad de dirección que anotación para que dé orden al juego del equipo y sea capaz de surtir de balones a jugadores como Shermadini, por ejemplo, que en algunas fases ha estado desabastecido, pues McCallum no se adaptó y Díaz destaca por muchas cosas, pero no por su capacidad de pase. Nedovic y, lo más llamativo, Suárez se han encargado de meterle balones a los pívots.

El Unicaja maneja un amplio ramillete de candidatos y ha mostrado interés por Clevin Hannah, base estadounidense de 31 años y 1,79 metros con pasaporte cotonú. Hannah es uno de los pilares de la buena temporada del UCAM Murcia, con el que promedia 13 puntos, 4 asistencias y 2 rebotes en la Liga, números que ha calcado en la Champions League en la que su equipo fue tercero. El Unicaja lo tiene en cartera, aunque todavía es pronto en términos de mercado y a Joan Plaza no le termina de llenar la opción de Hannah, como otras que se manejan en el club cajista. La clave es evitar los errores anteriores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos