El Unicaja busca puntos en el mercado

Nedovic discute con un árbitro durante un partido de la Euroliga. /Ñito Salas
Nedovic discute con un árbitro durante un partido de la Euroliga. / Ñito Salas

La pérdida de sus mejores anotadores deja al equipo sin potencial ofensivo

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Con siete profesionales en nómina y a la espera de resolver el futuro de varios canteranos, lo que queda de la plantilla del Unicaja tiene un gran déficit: exactamente cuarenta puntos. La marcha de los principales anotadores del equipo obliga al club malagueño a un esfuerzo extra en el mercado para mantener el potencial competitivo la próxima temporada.

El Unicaja ha perdido a sus puntales anotadores: Augustine (7,5 de media), McCallum (8,2), Brooks (8,7) y, sobre todo, Nedovic (15). Sólo ha logrado retener a Waczynski (9), que ha renovado por dos temporadas, pues los números de Salin (7) son inferiores a los de estos cinco jugadores que conformaban el quinteto titular para Joan Plaza. En el primer grupo también hay que incluir a Shermadini, con un año de contrato, pero cuyas estadísticas quedaron desdibujadas por los dos meses que estuvo fuera del equipo por culpa de una lesión en el pie izquierdo.

Acertar con las referencias ofensivas será clave para el éxito del nuevo proyecto, y siempre teniendo en cuenta que los puntos, como en el fútbol ocurre con los goles, hay que pagarlos. En este sentido, el Unicaja tiene un remanente importante de dinero para afrontar los movimientos que marcarán por completo el equipo. Las salidas de estos profesionales libera casi cuatro millones de euros en nóminas, cantidad suficiente para apostar fuerte por cualquier candidato que cumpla con los requisitos demandados por Luis Casimiro y la dirección deportiva que comanda Carlos Jiménez.

Por los movimientos que hasta ahora ha hecho el club en el mercado, la incorporación de un base con cierta capacidad anotadora y un escolta capaz de generarse canastas y jugar acciones de bloqueo y continuación son las principales necesidades. Junto a ellos, un pívot de un perfil más físico que complemente a Shermadini. Además, es clave encontrar un sustituto de garantías para Jeff Brooks, ya comprometido con el Milán para la próxima campaña. La presencia en la plantilla de un 'cuatro' que pueda abrir el campo es importante en los esquemas de Luis Casimiro, tal y como se ha comprobado esta temporada en el Gran Canaria con Pablo Aguilar, Eulis Báez o el propio Pasecniks, a pesar de haber estado por debajo de lo esperado esta campaña.

Las primeras gestiones del Unicaja en distintas posiciones no han tenido éxito, así que ahora el club malagueño tendrá que esperar hasta que el mercado se ajuste a sus necesidades y a sus posibilidades económicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos