Unicaja, al completo dos meses después

Los jugadores del Unicaja se saludan al término de un entrenamiento. /
Los jugadores del Unicaja se saludan al término de un entrenamiento.

El regreso de Shermadini apuntala el equipo para la fase clave de la temporada

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja llegará entero a la recta decisiva de la temporada en la que se jugará sus opciones de estar en la próxima edición de la Euroliga. Dos meses después, Joan Plaza podrá volver a contar con Giorgi Shermadini, pues su idea es darlo de alta en la Liga Endesa para que vuelva a competir una vez recuperado de su lesión. La decisión se tomará hoy.

Se cumplen exactamente ocho semanas desde que al pívot georgiano se le diagnosticó una fractura por estrés del cuarto metatarsiano del pie izquierdo. El equipo aguantó bien su ausencia hasta que, después de muchos intentos, el club logró incorporar un sustituto, el francés Livio Jean-Charles, que ha cumplido de forma muy correcta. Es evidente que el francés no ha llegado a las prestaciones de Shermadini, que antes de caer lesionado era el jugador más valorado de la plantilla junto a Nedovic. El georgiano, además, daba un plus al equipo en intimidación y soluciones ofensivas por su capacidad de resolver cara al aro rival gracias a sus 2,17 metros.

El Unicaja tendrá que darlo de alta esta tarde si quiere que juegue el domingo contra el Gran Canaria (18.30 horas), como ya adelantó Joan Plaza días atrás. Sin embargo, y pese a haber entrenado con el grupo durante toda la semana, su estado físico no está al nivel de sus compañeros todavía, por lo que está por ver qué decisión toma el cuerpo técnico.

En teoría, el regreso de Shermadini al equipo provocará la baja de Jean-Charles, que acaba contrato el 21 de mayo. Sin embargo, como el primero todavía no está al cien por cien, no habría que descartar que Plaza opte por mantenerlo en la rotación en previsión de ver cómo responde el georgiano, si finalmente es dado de alta. El Gran Canaria tiene un juego interior potente con Pasecniks, Báez, Balvin, Luke Fischer, Aguilar o el joven Balcerowski. Es habitual que los pívots tarden más que los jugadores más bajos en coger el punto de forma, de ahí que lo ideal es que Shermadini empiece a recuperar sensaciones cuanto antes cara a la fase por el título en la que debe estar ya a pleno rendimiento.

Si finalmente Plaza opta por mantener a Jean-Charles en el equipo, tendría que sacrificar a otro jugador para el choque ante el Gran Canaria, y previsiblemente sería un alero, pues es la posición con más efectivos. Ha sido habitual esta temporada que Milosavljevic, Dani Díez y Waczynski hayan rotado y alguno se haya quedado sin jugar, a pesar de estar incluso en la convocatoria. El serbio ha sido el que más veces se quedó en blanco, aunque ha mejorado sus prestaciones en los últimos partidos. También hay que tener presente que Díez no se puede quedar fuera de la convocatoria porque el Unicaja tiene que tener cuatro jugadores considerados cupo de formación entre los doce inscritos, así que esto reduce las posibilidades. Otra cosa sería que en esta rotación de descartes también entrase Salin. La solución, esta tarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos