El Unicaja encuentra el camino en la Euroliga (79-65)

El Unicaja encuentra el camino en la Euroliga (79-65)
Ñito Salas

Somete al Estrella Roja en un partido en el que no mostró fisuras y en el que siempre fue por delante

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Cuando un equipo gana con la solvencia que lo hizo anoche el Unicaja las interpretaciones que se suelen realizar van en dos direcciones. Habrá quien diga que el Estrella Roja es un equipo demasiado débil, muy inferior al malagueño. Sin embargo, estarán los que opinen que el conjunto que dirige Plaza hizo un gran baloncesto para ganar por 79-65. Quizá lo más lógico es encontrar un término medio, pues no se puede pasar de la crítica al elogio en cuestión de 48 horas, que es el margen que da este calendario de locura que mezcla la Euroliga con la Liga.

Lo que sí es seguro es que del encuentro ante el cuadro balcánico se pueden extraer algunos detalles positivos que indican la dirección por la que el Unicaja debe mejorar su juego y ser más equilibrado. Quizá lo más llamativo es que no le hizo falta tirar de su estrella, Nedovic para ganar el partido. El serbio sí que apagó el único incendio que tuvo su equipo en el tercer cuarto, pero antes no fue decisivo. Relacionado con esto, es importante que surjan alternativas para anotar. Fue lo que sucedió ayer, con Salin, que anotó cinco triples y con Milosavljevic, que firmó 12 puntos, cuatro rebotes y tres asistencias para acabar como el más valorado. Y como en lo anterior, también habrá que encontrar un término medio, porque Salin no anotará cinco triples cada noche, que seguro que habrá quien ya lo esté pensando, pero seguro que ganará en confianza después de su actuación ante el Estrella Roja.

79 Unicaja (22+23+18+16)

McCallum (4), Salin (15), Waczynski (4), Brooks (8), Shermadini (2)- cinco inicial- Soluade (-), Suárez (-), Nedovic (17), Milosalvjevic (12), Augustine (10), Musli (7) y Díaz (-).

65 Estrella Roja (12+19+19+15)

Rochestie (10), Feldeine (10), Bjelica (2), Dangubic (8), Lessort (10)- cinco inicial- Radicevic (5), Davidovac (2), Lazic (6), Dobric (5), Apic (2), Jankovic (-) y Jovanovic (5).

árbitros.
Christodoulou (GRE), Rocha (POR) y Gelle (BEL).
incidencias.
Partido correspondiente a la sexta jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga ante 7.521 espectadores.

Otro detalle a destacar es la sobriedad del Unicaja, desde el salto inicial casi hasta el final, con sólo un lunar al comienzo del tercer cuarto. Once puntos seguidos de Nedovic en el momento que más falta hacía, acabaron con las ilusiones de su equipo. Casi no hubo dientes de sierra y eso es impotante porque llega una fase clave de la temporada para sumar cuantas más victorias mejor.

Salin, infalible

El comienzo del partido fue el que requerían las circunstancias. El Estrella Roja no es uno de los equipos punteros de Europa, pero sí uno de los rivales de ‘la liga del Unicaja’ en el torneo europeo. Venía de ganar al Barcelona y al Maccabi, así que había que estar atento.

El conjunto malagueño firmó una defensa perfecta. Fue llamativo que el Estrella Roja agotase las posesiones sin lanzar o perdiese el balón de forma reiterada y sólo lanzó siete veces a canasta en el primer cuarto. En la otra parte del campo, McCallum movía bien a su equipo y Salin al fin soltó su mano. Cuatro triples del finlandés dispararon al Unicaja que llegó a ganar 20-4 y cerró el primer cuarto diez puntos arriba, 22-12.

Noticias relacionadas

Como la defensa mantenía el nivel y el conjunto de Belgrado no encontraba alternativas, la entrada de Nedovic en el partido ratificó el dominio malagueño. Al escolta se unió la polivalencia de Milosavljevic en uno de sus mejores partidos en Málaga con puntos, rebotes y una buena defensa. El equipo cajista llegó al descanso ganando 45-31 doblando a su rival en rebotes (18 frente a 9) y también en asistencias (15 frente a 6).

Viaje a San Sebastián y partido de Liga en el mismo día

Por primera vez en mucho tiempo, el Unicaja va a realizar el desplazamiento para un partido el mismo día del encuentro. La plantilla malagueña viaja mañana a San Sebastián y por la tarde se enfrentará al Gipuzkoa en una nueva jornada de la Liga Endesa (18.00 horas). El club ha tomado esta decisión porque de viajar hoy, la plantilla tendría que madrugar mucho y no era lo más conveniente teniendo en cuenta que anoche se midió al Estrella Roja. El martes el rival es Zalguiris a las 20.45 horas.

No se equivocó el entrenador del Estrella Roja cuando al descanso definió el juego de su equipo como un caos. Estaba enfadado con razón el joven Dusan Alimpijevic (31 años), porque el Estrella Roja estaba naufragando. La bronca en el descanso debió ser fuerte, porque los serbios salieron con otra actitud y con más acierto. Después de siete minutos se colocaron a seis puntos (54-48) y al Unicaja se le encendieron las alarmas. Plaza paró el partido y recurrió a su guardia pretoriana con Nedovic a la cabeza. El escolta firmó once puntos seguidos que acabaron con las opciones de su exequipo y que casi sentenciaron el partido (65-50, min.30).

Además

El Estrella Roja pareció bajar los brazos y Augustine remató la faena con unos minutos brillantes en ataque y en defensa. Lo mejor del último cuarto fue ver el respaldo que recibió Musli cuando cometió algunos fallos. Los aficionados lo animaron a seguir intentándolo y el serbio respondió con puntos para cerrar el partido.

Fotos

Vídeos