El Unicaja es uno de los cuatro equipos que no se han reforzado en la Euroliga

Vesely intenta taponar a Nedovic que vuela sobre Datome. /SUR
Vesely intenta taponar a Nedovic que vuela sobre Datome. / SUR

Mañana se cierra el plazo de incorporaciones en la competición europea y el club no tiene previsto fichaje alguno, salvo sorpresa de última hora

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Mañana es el día tope para que los equipos de la Euroliga realicen los últimos refuerzos para apurar sus opciones en el torneo. A siete jornadas para el final de la fase regular y con los ‘play-off’ que decidirán qué conjuntos disputan la Final Four de Belgrado, algunos clubes han acelerado las gestiones para reforzarse.

A la espera de los últimos movimientos del mercado, el Unicaja no tiene previsto incorporar a ningún jugador. De hecho, el equipo malagueño es uno de los cuatro clubes de la Euroliga que mantiene sin alteraciones su plantilla desde el comienzo de la temporada. Los otros son el Fenerbahçe, Khimki y Maccabi. El primero es uno de los aspirantes al título, el segundo está virtualmente clasificado para la segunda fase y el tercero, que cayó en Málaga el pasado jueves, tiene muy encarrilada su presencia en los ‘play-off’.

El caso del Unicaja es el más particular de todos, pues no sólo no se ha reforzado, sino que ha perdido un jugador, el serbio Musli, que se incorporó al Brose Bamberg alemán en el que está promediando buenos números. El hecho de que el Unicaja no se refuerce a mitad de temporada es algo ya habitual en las últimas campañas, pero esto también ha obligado a Joan Plaza a gestionar de forma muy particular su plantilla desde que comenzó el campeonato. Las famosas rotaciones se han convertido ya en algo normal en el seno del vestuario, en un intento de administrar los esfuerzos y controlar el cansancio de los jugadores.

El hecho de que no se hayan registrado lesiones graves en la plantilla malagueña, ha favorecido que no se haya fichado ningún refuerzo. Se buscó un base meses atrás, pero finalmente se optó por continuar con McCallum y Díaz y la ayuda puntual de Soluade cuando Nedovic tuvo algún problema físico.

Si la situación se compara con los equipos españoles que disputan la Euroliga, el Unicaja es el único que no se ha reforzado desde que comenzó la temporada. El Real Madrid incorporó a Tavares y al base Chasson Randle, mientras el Valencia contrató durante tres meses al croata Damjan Rudez y el Barcelona incorporó recientemente al excajista Edwin Jackson.

En contra precisamente de la llegada de algún jugador nuevo ha jugado el cambio táctico que realizó Joan Plaza en el mes de diciembre, cuando optó por acortar la rotación y jugar cada partido con diez jugadores. Además, el Unicaja ha mostrado una mejoría con el avance del campeonato que hace difícil introducir piezas nuevas en un equipo en el que los roles están muy definidos y en el que hay jugadores como Okouo que casi no cuentan para el entrenador. A pesar de todo, queda margen para la sorpresa hasta mañana, cuando el mercado de la Euroliga echará el cierre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos