El Unicaja se cubre las espaldas hasta 2019

Suárez levanta el trofeo de la Eurocup ganado al Valencia.
Suárez levanta el trofeo de la Eurocup ganado al Valencia. / Agencia LOF

La renovación de Suárez por cuatro temporadas le asegura contar con el grupo de cupos, y cumple así su primer objetivo de la planificación

JUAN CALDERÓN

Uno de los quebraderos de cabeza del Unicaja en las últimas temporadas ha sido el de contar con el mínimo de jugadores con condición de cupos –formados localmente– en la plantilla. Ayer el club malagueño se quitó esta preocupación de encima con la renovación de Carlos Suárez por cuatro temporadas, las dos primeras garantizadas, hasta 2019 (2+1+1).

La confirmación de la continuidad del capitán del equipo es una excelente noticia para los aficionados cajistas, que han encontrado en el madrileño a un jugador con el que se identifican al cien por cien por su capacidad para ayudar en muchas facetas del juego y constante entrega.

Suárez llegó en 2013 al Unicaja de la mano de Plaza y, si cumple la totalidad de su contrato, posiblemente se retirará en Málaga en 2021. Aunque sólo tiene garantizadas las dos próximas campañas, es decir, hasta el 30 de junio de 2019. Hasta esa fecha también renovó Dani Díez, y ese año también acaban los contratos de Viny Okouo y Alberto Díaz, aunque en el caso del malagueño en breve se anunciará su renovación hasta 2021.

Diseño de la plantilla

Es decir, el Unicaja se ha cubierto las espaldas en un aspecto clave de la planificación, pues todos los contratos contemplan cláusulas de ampliación, como es el de cumplir con los cuatro jugadores localmente formados que exige la normativa de la Liga ACB. Este es un aspecto capital a la hora de diseñar una plantilla y que para algunos equipos es todo un quebradero de cabeza. Este es sólo un primer paso, pues la idea es ir añadiendo cupos de calidad a la primera plantilla, ya sean de otros equipos de la Liga o de la cantera. En este último caso, el Unicaja también ha movido ficha, pues hace dos semanas anunció la renovación de Ignacio Rosa por cuatro temporadas. El gaditano ha terminado esta campaña su etapa júnior y, en principio, seguirá formándose en el equipo de la EBA que dirige Paco Aurioles, aunque estará en la dinámica de la primera plantilla cada día bajo la lupa de Joan Plaza. Es previsible que Rosa, que en breve disputará el Mundial sub-19 en Egipto dé el salto al profesionalismo, pues es uno de los mejores jugadores jóvenes de su generación.

Cubierto este primer capítulo de la planificación, el Unicaja afronta ahora quizá algo más complicado, el de acertar en el base de nivel que demanda Plaza y aclarar qué pasará con Jamar Smith para saber si dispone de una plaza más de extracomunitario, algo clave para tener un mercado más amplio.

Fotos

Vídeos