El Unicaja cuenta con Musli y mantiene la incertidumbre sobre el tanteo de Granger

Musli, en un entrenamiento en el Palacio. / Ñito Salas

El presidente del club, Eduardo García, dice que la plantilla ya está hecha, pero que se estudiará igualar una posible oferta por el base uruguayo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El Unicaja está dispuesto a seguir dando guerra por Jayson Granger. Aunque la plantilla esté cerrada y pese a que exista el convencimiento de que el uruguayo no jugará en Málaga la próxima temporada. Pero la puerta a igualar una posible oferta sobre el base, cuyos derechos preferenciales en la ACB pertenecen al club malagueño, sigue abierta. Al menos cara a la galería, ya que el Unicaja ha hecho un gran esfuerzo económico en las renovaciones y fichajes de este verano e igualar una millonaria oferta del Baskonia descuadraría las cuentas.

Pero ayer el presidente del Unicaja, Eduardo García, insistió en que se estudiará cualquier opción, por lo que mantiene la incertidumbre sobre el caso Granger, aunque sólo sea para dificultar su fichaje por el conjunto de Vitoria. «Es un jugador que tenemos en tanteo desde hace tres años y esperamos a que llegue la oferta. Todavía no está resuelto, porque ya sabemos que la ilusión de Granger es jugar en la NBA. Si llega a España y le presentan una oferta, estudiaremos el contrato y veremos lo que hacemos en función de los intereses del club», aseguró. «No estamos diciendo que vayamos a ir al tanteo, sólo digo que lo estudiaremos. Nosotros intentamos cuadrar siempre los números y ahí estamos. Es una opción que tendrá que pasar por el consejo de administración del club cuando llegue ese momento», afirmó. Hay que tener en cuenta que el club ya da por cerrada la plantilla, al contar con 14 jugadores, por lo que igualar la oferta por Granger sólo tiene sentido para evitar su fichaje por el Baskonia o para negociar una compensación económica. El fichaje de Marcelinho Huertas por el Baskonia cuando el Unicaja tenía casi cerrado un acuerdo con el jugador sirvió para aumentar la tensión entre ambos clubes. El presidente del Unicaja se refirió ayer a este movimiento del Baskonia: «Todo es como quieras verlo, el vaso medio lleno o medio vacío. Al final Marcelinho le ha costado un poco más al Baskonia, un poco bastante más... y ha tenido que firmar dos años de contrato. Con eso ya está todo dicho». Hay que recordar que no existe un plazo concreto para que el Baskonia presente ante la ACB la oferta por Granger y que después el Unicaja tendría cinco días para igualar esta propuesta económica.

El futuro de Musli

El otro foco de atención estos días en el Unicaja es el futuro de Musli, jugador que tiene contrato pero con el que Plaza no está contento. El jugador serbio no tiene intención de marcharse del club malagueño, como dijo en declaraciones a este periódico y el club tampoco está por la labor de buscarle acomodo lejos de la Costa del Sol. «Nosotros no estamos buscándole salida a Musli y podéis preguntarle a cualquier agente. El club tiene muy claro que no va a perder dinero para cortar a jugadores de primer nivel como es el caso de Musli», dijo ayer García. Cuestionado sobre el artículo que escribió Joan Plaza en su web en el que decía que la plantilla está «prácticamente» cerrada, dando entender de que espera más cambios, el presidente fue tajante: «El entrenador puede escribir lo que le dé la gana, con el respeto y la corrección que ha tenido. Me parece perfecto. Pero él no ha nombrado a ningún jugador. Estamos abiertos a cualquier opción, pero se nos tienen que plantear situaciones que sean satisfactorias y en este momento sólo nos planteamos los catorce jugadores que ya están». Ya hay varios clubes que se han interesado por el pívot serbio, aunque ninguno de ellos con una oferta económica potente. Ayer algunos medios italianos hablaban del interés del Avellino por el jugador del Unicaja, aunque por ahora no ha habido propuestas concretas. Eduardo García también aseguró que Plaza está contento con la plantilla y aseguró que no se ha tratado con el entrenador una posible ampliación de contrato: «No es el momento».

McCallum y la NBA

Con Musli entre los 14, el Unicaja ya da por cerrada la plantilla. Así lo aseguraba ayer el presidente, que se mostraba contento con los fichajes que se han cerrado. «La plantilla está hecha, tenemos los catorce jugadores que dijimos al principio y son los que están. Es un equipo ilusionante, del que esperamos mucho, aunque hasta que no empiece la temporada no podremos decir si estamos plenamente satisfechos o no». García defendió la importancia de que no se hayan producido filtraciones. «Se han conseguido fichajes sorpresa para mucha gente del baloncesto. Todos los fichajes que han llegado estaban en los primeros puestos de nuestras preferencias desde el primer momento. Todos estaban en nuestra lista desde hace tiempo y no en absoluto eran opciones marginales como se ha dicho». Uno de los más difíciles de cerrar fue el de Ray McCallum, el base estadounidense que será pareja de Alberto Díaz en la dirección de juego. «En el caso de McCallum, ha habido que esperar al momento adecuado. No es fácil traer a jugadores de ese nivel, que podrían estar en la NBA y desde el primer momento estuvimos peleando por él. Es cierto que en algún momento parecía que era imposible, porque se quedaba en la NBA, pero hemos seguido peleando hasta el último instante».

Del resto de los jugadores del club, el Unicaja está ultimando los nuevos destinos de las promesas Karahodzic y Romaric Belemene, los dos canteranos que la pasada temporada estuvieron cedidos en el Partizán y el Manresa, respectivamente. El club ha decidido que ninguno de estos dos jóvenes jugadores repita equipo y se ha buscado «un cambio para mejor».

Fotos

Vídeos