El Unicaja, a por una espina que hay que sacarse

No se le ha dado bien la Copa en su historia reciente, con un solo partido ganado desde 2009

Una jugada del encuentro de este domingo. /Ñito Salas
Una jugada del encuentro de este domingo. / Ñito Salas
Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

La clasificación matemática del Unicaja para la Copa del Rey de Las Palmas (del 15 al 18 de febrero) es una buena noticia para el club y para su afición. Un año más el conjunto malagueño estará entre los ocho mejores de la competición que lucharán por lograr el preciado trofeo en cuatro días muy intensos y en el marco de un torneo que muchos consideran el más atractivo de Europa.

Dicho esto, a nadie se le escapa que un club como el de Los Guindos tiene la obligación de estar en la cita copera, por presupuesto, plantilla e historia. Ya advirtió Plaza al principio de la temporada que la clasificación iba a estar este año muy cara, debido a la enorme exigencia de la Euroliga, y por eso quizás su equipo ha coqueteado con la posibilidad de quedarse fuera. Pero la realidad es que se ha cumplido el objetivo y mañana el Unicaja estará en los bombos del sorteo que se celebrará en Las Palmas.

Toca disfrutar de la Copa y la edición de este 2018 será una buena oportunidad para que el Unicaja se quite esa espina que tiene con el torneo del ‘K.O.’ en su historia más reciente. Sí, todo aficionado con cierta veteranía tiene en mente la imagen de Herrmann (ayer en el Palacio) cortando las redes y el trofeo que levantó Berni en Zaragoza. Pero eso fue en 2005, hace ya 13 años. La otra alegría copera fue meterse en la final en 2009, con aquel Unicaja de Aíto que quedó subcampeón por culpa del Baskonia, entonces TAU Cerámica. Hace ya 11 años.

Los datos de la Copa

Equipos clasificados.
Real Madrid, Barcelona, Fuenlabrada, Valencia (cabezas de serie); Unicaja, Baskonia, Tenerife y Gran Canaria (este último como equipo anfitrión)
El Unicaja.
Ratificó ayer de forma matemática su pase a la Copa y lo hará como quinto clasificado de la Liga Endesa. Se trata de su participación número 17 en una fase final de la Copa del Rey. En los últimos cinco años (en la era Plaza) ha estado en cuatro ocasiones. Sólo se quedó fuera en La Coruña 2016, pese que fue octavo. Curiosamente este año el UCAM Murcia también se ha quedado fuera del torneo, pese a ser octavo.
El sorteo.
Se celebrará mañana martes a las 12.30 horas, en Las Palmas. Se decidirán las cuatro eliminatorias de cuartos y los cruces de semifinales.

El balance desde aquel 2009 es desolador: el Unicaja solo ha ganado un partido de Copa del Rey en las últimas ocho ediciones. No estuvo en Bilbao (2010), Madrid (2011), Vitoria (2013) ni en La Coruña (2016). En 2012, el Unicaja de Chus Mateo cayó eliminado a las primeras de cambio ante el Banca Cívica sevillano de Joan Plaza; en 2014, en la primera temporada de Plaza en Málaga, no pasar de cuartos en el Carpena fue una decepción y el año pasado, en Vitoria, el Barcelona eliminó también al conjunto de Los Guindos por la vía rápida. En definitiva, que ese único partido ganado desde 2009 fue el disputado ante el Bilbao en cuartos precisamente en Gran Canaria (2015). Luego se cayó en semifinales ante el Barça.

La Copa es sin duda la vía más rápida para que el Unicaja se acerque esta temporada a una final. Eso no significa que sea sencillo, pero el equipo malagueño llega en dinámica positiva y ya ha demostrado que puede ganarle a cualquier rival (anque también lo contrario). Dependerá en gran parte del camino que le toque recorrer en el Gran Canaria Arena. En el sorteo que se celebra mañana, el cuadro de Plaza no será cabeza de serie, condición que se han ganado el Real Madrid, el Barcelona, el Fuenlabrada y el Valencia; uno de ellos será el rival del Unicaja en el partido de cuartos de final.

El equipo malagueño se emparejará en el sorteo de mañana a alguno de los cabezas de serie:Real Madrid, Barcelona, Fuenlabrada o Valencia

El conjunto fuenlabreño está siendo la gran sorpresa de la temporada. Personifica la rebelión de los modestos y ha logrado colarse en un grupo en el que los otros tres clubes pueden tener presupuestos cinco o seis veces mayor. Es el rival sobre el papel más débil, pero también es el equipo que menos presión tiene y puede ser muy peligroso. El Unicaja le ha ganado recientemente a los otros tres posibles rivales, especialmente al Barcelona de Sito Alonso, al que parece que le tiene cogida la medida. Ganarle por tercera vez consecutiva sería rizar el rizo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos