El Unicaja, forzado a explorar nuevas opciones tras el revés de Huertas

Huertas, en un partido con Brasil ante España en los Juegos de Río 2016
Huertas, en un partido con Brasil ante España en los Juegos de Río 2016 / APF

El club vuelve a mirar al mercado norteamericano por la escasez de alternativas de primer nivel en el baloncesto europeo

ENRIQUE MIRANDAMálaga

Objetivo: encontrar un base de primer nivel para el regreso a la Euroliga. Tras cerrar las renovaciones de los jugadores más importantes de la plantilla, éste era el primer propósito del Unicaja para este verano. El problema es que el mes de julio llega a su fin y el conjunto malagueño está casi como al principio, sin base titular y con Alberto Díaz como único jugador en esa posición. Además, algunas de las primeras opciones que manejaban en Los Guindos ya no están disponibles.

La última de ellas ha sido la de Marcelinho Huertas, que había sido el elegido por el Unicaja y con el que tenía un acuerdo prácticamente cerrado. El giro en las negociaciones en las últimas horas, con su agencia Octagon y el Baskonia llegando a un acuerdo, hizo que el lunes la opción del brasileño se esfumara para el Unicaja. La propuesta del conjunto vitoriano por dos temporadas garantizadas –el conjunto malagueño ofrecía una temporada con opción a una segunda– y por una salario de unos 700.000 euros al año fue determinante. El Baskonia hizo oficial ayer la contratación del jugador y el club malagueño encajó un serio revés en su planificación deportiva, ya que el nombre de Huertas se adaptaba perfectamente a las pretensiones del cuerpo técnico.

Granger confirma que no ha recibido llamadas del Unicaja

«Nadie del Unicaja contactó conmigo; mi prioridad es la NBA». Este era el titular de la entrevista que este periódico le hizo a Granger en junio, cuando el jugador vino a Málaga para comprar una vivienda en la Costa del Sol. Ahora, más de un mes después, la situación no ha cambiado. El jugador habló ayer en SER Málaga y dijo exactamente lo mismo:«El Unicaja no se ha puesto en contacto conmigo». Granger se encuentra en Estados Unidos tratando de cerrar un acuerdo con alguna franquicia de la NBA, su prioridad absoluta. «Hay opciones bastante reales de jugar en la NBA; si sale todo correcto esperemos que sí», dijo ayer, muy optimista sobre su posible futuro en la mejor Liga del mundo. Sobre la oferta del Baskonia, el uruguayo aseguró que hubo interés hace semanas, pero nada concreto e insistió en que su gran objetivo es debutar la próxima temporada en la NBA, tras su experiencia en el Efes de Estambul.

El club malagueño está forzado ahora a explorar nuevas vías en un mercado que ofrece pocas alternativas, especialmente en el ámbito europeo. Hay que recordar que Plaza siempre prefiere jugadores que conozcan el baloncesto continental. En la Liga Endesa las opciones son mínimas. Del Real Madrid saldrá Draper, un jugador que se ha vinculado al Unicaja en varias ocasiones pero con el que no ha habido contactos. En el Barcelona no continuará Rice, un hombre con una ficha descomunal y que además no se ha adaptado bien a la competición española. Precisamente el Barça está cerca de fichar a Phil Pressey, un jugador que fue ofrecido al Unicaja hace ya varias semanas. En el resto de los equipos de Euroliga tampoco hay mejores perspectivas.

De EE. UU. a Europa

Tras no cerrar el contrato de Huertas ni llegar a buen puerto los intentos con jugadores como Bryce Cotton, Errick McCollum o Pierre Jackson, el conjunto malagueño mirará de nuevo al mercado norteamericano (tiene dos plazas de extracomunitarios disponibles), ya que aún hay muchos profesionales de las Ligas de Verano o de las propias franquicias de la NBA que se quedarán sin hueco en la mejor Liga del mundo. Ayer por ejemplo los Pelicans de la NBA cortaron a Quinn Cook, base de 24 años que destacó en la Liga de Verano de Las Vegas y que también estuvo en el radar del conjunto malagueño. Pero traer a jugadores de ese perfil a Europa cada vez es más difícil, ya que prefieren quedarse en los equipos de la Liga de Desarrollo y esperar su oportunidad en la NBA.

Así, los próximos movimientos del Unicaja para la posición de base son una incógnita. La secretaría técnica del club maneja una amplia lista de nombres y consideran que aún hay tiempo para fichar buenos jugadores.

Pero siempre dentro de unos parámetros económicos concretos. Ayer, tras el fichaje de Huertas por el Baskonia, muchos aficionados volvieron a pensar en Granger como base del Unicaja. Pero la contratación del uruguayo está fuera de los parámetros del club malagueño y el propio jugador no se plantea su regreso a Málaga, pese a tener un gran recuerdo de su paso por el club. Aunque fueron los propios dirigentes del Unicaja los que hablaron a principios de verano de contratar a Granger, no ha habido movimientos desde Los Guindos en esa línea.

Fotos

Vídeos