El Unicaja liberará más de 4 millones de euros por las salidas de cinco jugadores y Plaza

Books, Okouo, Waczynski, Díez y Augustine en un entrenamiento./Migue Fernández
Books, Okouo, Waczynski, Díez y Augustine en un entrenamiento. / Migue Fernández

El club tendrá un gran margen de maniobra en el mercado para construir un nuevo proyecto deportivo con el que tratar de regresar a la Euroliga

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

No hay mal que por bien no venga. El Unicaja afronta la enésima remodelación de su plantilla en las últimas temporadas. Casi medio equipo puede cambiar de aires en las próximas semanas, lo que es una mala noticia en términos de continuidad para un proyecto deportivo, pero esto tiene otra lectura. El club va a liberar una importante cantidad de dinero para poder trabajar en el nuevo equipo: más de cuatro millones de euros

A día de hoy hasta cinco jugadores puede que no sigan en el Unicaja que previsiblemente entrenará Luis Casimiro: Nedovic, Augustine, McCallum, Brooks y Waczynski. También hay que contar en el capítulo de bajas al ya exentrenador, Joan Plaza, el segundo mejor pagado de la Liga Endesa. Alguno de estos jugadores todavía podría quedarse, caso de Waczynski al que se le ha realizado una oferta a la baja, e incluso Brooks, pero con el resto se asume ya que no seguirán.

Ayer se informó que el Unicaja verá reducido su presupuesto actual de 12,9 millones hasta los 11. Aunque esto no es un buen dato, hay que tener en cuenta que el aumento se debió en parte para poder hacer frente a la subida del sueldo de los jugadores, y para tener una plantilla más amplia con catorce efectivos. Ahora, la situación cambia. Se recuperará el formato normal y llegará un alivio económico notable que mantendrá la capacidad competitiva en el mercado para optar a jugadores de primer nivel.

En este sentido, la salida de Nedovic es lo más destacado. El serbio es el jugador mejor pagado del equipo con un salario bruto que ronda los 1,3 millones. Conviene aclarar que en el Unicaja siempre se trabaja sobre cifras en bruto y no en cantidades netas. Nedovic podría incluso aportar algo a las cuentas del club por su marcha, pues para liberarse del contrato que tendrá que hacer efectivo el pago de su cláusula de rescisión, una cantidad que no es elevada, pero que no ha trascendido de forma exacta.

Continuando en la pirámide salarial, Joan Plaza se iba hasta unos 800.000 euros. Cualquier entrenador que venga para remplazarlo parece difícil que cobre algo más de la mitad que el barcelonés, por lo que aquí el ahorro será importante, al igual que en el caso de Nedovic.

También la segura salida de Augustine con probable destino a Valencia aliviará las arcas del Unicaja. El estadounidense ha gozado de un régimen fiscal favorable, un 24%, pero la próxima temporada ya tendría que tributar al tipo máximo el 45% que en Andalucía es incluso superior, por lo que su coste para el club se dispara. Siendo uno de los mejor pagados, alrededor de los 650.000 euros, su continuidad es inviable. De hecho, el Unicaja ya tiene sustituto para él. La misma situación y casi el mismo salario se repite con McCallum, que tampoco continuará en el Unicaja.

Por contra, existe la duda de que sucederá en los dos últimos casos. Brooks está por debajo de los salarios de sus dos compatriotas y, en su caso, ya tributaba el máximo. Waczynski, que es el que menos cobra de todos, tiene un coste perfectamente asumible por el Unicaja, así que las dudas del club sobre su continuidad obedecen al hecho de que ya tiene a dos aleros con contrato: Dani Díez y Milosavljevic.

Si se echa el lápiz y se suma, el Unicaja contará con más de cuatro millones de euros para reemplazar estas bajas, una cantidad competitiva incluso tratándose de un club de la Eurocup. Ahora llega lo más importante, saber invertir este dinero de forma acertada para hacerse con recambios de garantía. Del acierto de esto dependerá la suerte del Unicaja la próxima temporada.

El Gran Canaria asume que no podrá retener a Casimiro

Con el Unicaja lanzado ya a por Luis Casimiro, técnico del Herbalife Gran Canaria, y con las conversaciones en marcha para tratar de materializar su fichaje, sólo queda ver cuando en qué momento se concretan. Mientras, el conjunto insular asume que no podrá retenerlo en términos económicos, si es que quiere renovarlo, ante la propuesta del Unicaja. Sólo el hecho de que Casimiro quiera darse el gusto de dirigir a su actual equipo en la Euroliga podría contrarrestar el empuje económico del cuadro malagueño.

Como ya se informó días atrás, la cúpula del Unicaja dio orden a los responsables de la contratación del nuevo entrenador del equipo de acometer el fichaje de Casimiro, después de que Fotis Katsikaris optase por aceptar una propuesta de la NBA. El agente del técnico manchego apuntó que nadie del Unicaja ha contactado con él, sin embargo la relación del presidente del club, Eduardo García, con Casimiro es tan buena que no hacen falta intermediarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos