Más valentía, mismo final

Nedovic trata de anotar rodeado por jugadores del Baskonia durante el partido de ayer./EFE
Nedovic trata de anotar rodeado por jugadores del Baskonia durante el partido de ayer. / EFE

El Unicaja, con el planteamiento más ofensivo de la temporada, se repone de un mal comienzo ante el Baskonia, pero acaba perdiendo

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja es capaz de hacer otro juego distinto al tosco, feo y ramplón que se ha visto hasta ahora, especialmente en la Euroliga, y que lo ha llevado a ser el peor equipo de la competición. La sensación general es que el conjunto malagueño es mejor de lo que hasta ahora se ha visto. Tiene jugadores con talento, un referente como Nedovic, un juego interior competitivo y, sin embargo, sus actuaciones continentales han sido un auténtico suplicio por sus grandes problemas para atacar, de hecho es el peor equipo la parcela ofensiva de toda la Euroliga. Cada partido era un dolor verlo meter canastas, máxime si el juego se ralentizaba y tenía que atacar en estático. Ayer frente al Baskonia parecía que el choque iba por la misma deriva, directo a una paliza después del demoledor 27-12 del primer cuarto. Sin embargo, un panorama nuevo se abrió cuando Joan Plaza decidió juntar en la pista a McCallum, Nedovic y Wczynski, los tres jugadores con más talento que tiene la plantilla una vez confirmada la salida de Musli. Tanta calidad junta acabó por dar sus frutos y el Unicaja remontó. Luego, ya al final, cuando la cosa se puso sería, una sucesión de errores acabaron dando la victoria al Baskonia (88-82).

88 Baskonia

(27+14+18+29): Huertas (4), Beaubois (11), Timma (24), Kevin Jones (5) y Voigtmann (8) -cinco inicial-, Granger (6), Janning (7), Shengelia (12), Poirier (6) y Vildoza (2).

82 Unicaja

(12+24+20+26): McCallum (11), Nedovic (13), Milosavljevic (6), Suárez (5) y Shermadini (2) -cinco inicial-, Díaz (2), Salin (5), Waczynski (25), Augustine (2) y Brooks (5).

árbitros
Damir Javor (Eslovenia), Petri Mantyla (Finlandia) y Jurgis Laurinavicius (Lituania). Sin eliminados.
incidencias
Partido correspondiente a la undécima jornada de la Euroliga disputado en el Fernando Buesa Arena ante 10.346 espectadores.

A pesar del nuevo revés, la tripleta ofensiva del Unicaja da esperanzas a los aficionados malagueños de que la actual situación se puede revertir. Entre los tres anotaron 49 de los 82 puntos del equipo. Ahora sólo falta por ver si esta apuesta es por convicción o por la necesidad que ayer había de reaccionar ante el dominio del equipo vasco.

Y el mejor de todos fue Waczynski. La realidad es que ha sido el más regular en el último mes. Ayer tuvo el día soñado por cualquier tirador y firmó un impresionante 7/9 en triples. Semejante aportación ofensiva no tuvo continuidad por parte de los pívots, pues Shermadini y Augustine sumaron cuatro puntos. En este desequilibrio estuvo parte de la explicación a la derrota.

El arranque del choque fue absolutamente desolador y hacía presagiar una nueva debacle. Resulta sorprendente cómo un equipo puede comenzar con una intensidad tan baja para perder 27-12 en diez minutos. Los jugadores del Baskonia no tuvieron problemas para controlar el partido porque la defensa cajista era endeble, lenta y llega tarde siempre.

Como no se podía hacer peor en defensa y en ataque, sólo había que esperar que algo mejorase. Un primer estirón liderado por Salin dio otro aire al ataque malagueño, que poco a poco comenzó a soltarse amparado también por una mejor defensa. Sin embargo, fue Waczynski el revulsivo del Unicaja con ocho puntos casi seguidos. El polaco fue la punta de lanza de un planteamiento pocas veces visto esta temporada, pues coincidió en la pista con McCallum y Nedovic. Una bandeja del base apretó el partido al borde del descanso (36-34). Pudo culminar la remontada, pero al equipo malagueño le penalizaron sus largas ayudas defensivas, especialmente las de Shermadini, que permitieron nuevos tiros cómodos del Baskonia (41-36, min. 20).

Continuidad

La mejoría del Unicaja tuvo continuidad por suerte en el tercer cuarto, lo cual es algo también novedoso. El equipo malagueño no tardó en confirmar la remontada con un parcial de 4-13 culminado por un nuevo triple de Waczynski (45-49, min. 25). Una mejor circulación de balón permitió tiros cómodos y la solvencia defensiva dio pie para algún contragolpe que otro. En ese momento llegó una decisión clave de Pedro Martínez, que echó mano de un tocado Granger. Una canasta y una asistencia fueron sus primeras acciones para volver a poner por delante al Baskonia. Pudo el equipo malagueño haber abierto brecha, pero pecó en algunas acciones de precipitación, pero llegó al último cuarto metido en el partido y con buenas sensaciones (59-56).

El arranque acto decisivo trajo una mala noticia para el Unicaja, como fue un intercambio de canastas fáciles, lo que evidenciaba que la defensa cajista perdía solidez. Al final esta tendencia acabó favoreciendo al Baskonia que se aprovechó de una sucesión de errores del Unicaja cuando quedaban tres minutos por jugar (71-64). Esos siete puntos fueron ya insalvables para el Unicaja, pese a que Waczynski estuvo brillante en desde la línea de tres puntos para mantener con vida a su equipo. El problema es que el polaco sufrió a Timma en defensa y el letón respondía cada acierto de tres del polaco, y así fue imposible.

El mejor partido de Waczynski desde que llegó al Unicaja

En la mala racha del Unicaja ha habido algunos destellos positivos. Uno de ellos ha sido la mejoría de Adam Waczynski. El jugador polaco tuvo más minutos por la lesión de Nedovic y ahora está prolongando esas buenas sensaciones. Ante el Baskonia explotó con su mejor partido desde que viste la camiseta del Unicaja al lograr 25 puntos con un impresionante 7/9 en lanzamientos de tres. El jugador polaco estuvo sensacional desde que entró en el partido y fue el artífice del cambio de su equipo que perdía por once puntos cuando saltó a la pista. El Unicaja culminó la remontada en el tercer cuarto con un triple suyo y peleó hasta el final con sus lanzamientos desde la línea de 6,75. Sus registro ante el Baskonia son los más destacados en las dos temporadas que lleva en Málaga y mejoran los 17 puntos que firmó la pasada campaña en dos encuentros ante el Cedevita y el Manresa. Sin duda, el haber coincidido en la pista con McCallum y Nedovic le permitió tener más espacio para lucir su buenas dotes de tirador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos