El Unicaja y Nedovic no se ponen de acuerdo

Nedovic, en primer término, en un entrenamiento junto a Suárez. /SUR
Nedovic, en primer término, en un entrenamiento junto a Suárez. / SUR

El jugador y su agente defienden que puede liberarse del contrato abonando una cantidad simbólica, y el club, una cifra entre 350.000 y 700.000 euros

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja y Nemanja Nedovic separarán sus caminos en los próximos días. El jugador confirmó después del último partido de Liga lo que era un secreto a voces: ha decidido poner fin a su etapa en Málaga para aceptar una de las numerosas ofertas que ha recibido. Piensen en cualquiera de los mejores equipos de Europa y no se equivocarán. Están todos, pero la mejor propuesta, de largo, es la del Armani Milán. La cuestión ahora es cómo se produce la separación, porque a día de hoy no hay entendimiento.

No debería ser un motivo de disputa, pues hay un documento firmado entre las partes, pero parece que el asunto no está nada claro. Dependiendo de con quién se hable, la salida de Nedovic tiene un precio u otro, o simplemente no tiene; podría salir gratis.

Nedovic renovó la pasada temporada con el cuadro malagueño por dos campañas, pero al final de la primera se estipulaba una cláusula de rescisión por las dos partes por una cantidad que varía dependiendo del destino del jugador. Fuentes del Unicaja aseguran que el precio del serbio es de 700.000 euros para la NBA o la ACB y de algo menos de la mitad para clubes de Euroliga. Estas cantidades son las que se han solicitado a algunos equipos que han preguntado por Nedovic. Sin embargo, el jugador y sus agentes no lo tienen tan claro. Según se explicó a este periódico, se considera que si Nedovic hace efectiva la opción para romper el contrato podría marcharse gratis o por una cantidad casi simbólica (no se especificó). Se indica que, a pesar de tener ofertas el pasado verano, el serbio renovó porque quería jugar en Málaga y se le hizo un contrato a medida, con salidas fáciles para que fuese posible su continuidad.

Esta situación trascendió hace un par de meses y SUR cuestionó directamente a Nedovic para que lo aclarase. Fue después de un entrenamiento y el jugador, con la sinceridad que lo caracteriza y sin esconderse, reconoció que había diferentes puntos de opinión y que su agente y el club lo estaban «hablando». Por su parte, su representante evitó cualquier fricción con el Unicaja con un «No comment».

Esta diferencia de interpretación del contrato de Nedovic es patente, pero el asunto quedará resuelto en sólo unos días, pues si el jugador quiere quedar libre tiene hasta el 30 de junio para ejecutar la cláusula que lo libera. La clave es conocer si hay un acuerdo antes con el Unicaja y, sobre todo, en cuánto se cifra, porque de irse gratis o previo pago de una cantidad simbólica hasta los 700.000, dependiendo de su destino, va un mundo. Las conversaciones entre las partes están siendo frecuentes, pues la agencia que representa al serbio es la más importante de Europa (maneja otros jugadores que interesan), y quizá haya pronto novedades. De hecho, se explicó que el nuevo asesor legal del Unicaja tras la marcha del antiguo gerente es el que está analizando el asunto para tratar de desbloquearlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos