El Unicaja, casi obligado al pleno

El Unicaja, casi obligado al pleno

La presencia en el ‘play-off’ de la Euroliga pasa por convertir el Martín Carpena en un fortín

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

La Euroliga encara su recta final con todo por decidir y el Unicaja ha superado el ecuador de la competición logrando uno de sus objetivos, como es el de estar a estas alturas de la temporada todavía con opciones de acceder a la siguiente fase, los ‘play-off’. Es innegable que las últimas derrotas de forma muy apurada han mermado las ilusiones cajistas, pero no está todo perdido.

En esta Euroliga, que estrenó el actual formado de liga de todos contra todos la temporada pasada, hay pocas referencias, pero la campaña anterior, hicieron falta 16 triunfos para acceder a la siguiente fase. El último equipo clasificado fue el Darussafaka, mientras que el Estrella Roja, también con 16, se quedó fuera.

Nedovic apura para tratar de jugar mañana

Nedovic ha mejorado mucho del esguince en el tobillo derecho que le ha impedido jugar los dos últimos partidos. El serbio se probará hoy para ver si puede llegar al partido de mañana ante el Efes (20.45 horas), a pesar de la notable mejoría y de que sufrió un esguince de grado dos, está por ver si el cuerpo técnico arriesga o decide reservarlo para el choque de sábado en Vitoria o para la Copa, como él mismo explicó el domingo después de la victoria ante el UCAM Murcia.

Por su parte, Jeff Brooks, el otro lesionado que tiene el Unicaja, ayer realizó sólo una parte del entrenamiento, por lo que su concurso en el choque de mañana tampoco está asegurado al cien por cien. Al ala-pívot se le detectó un edema óseo en el tobillo derecho que le causa dolor.

La visita este jueves del Efes (20.45 horas), marca el comienzo de la particular contrarreloj del Unicaja para lograr lo que sólo ha conseguido una vez en su historia, colarse entre los ocho mejores equipos de Europa. Precisamente, los dos próximos encuentros en casa serán cruciales, pues al duelo ante el conjunto turco le seguirá un choque crucial frente a un Maccabi que, a día de hoy, es rival directo en ese objetivo por la clasificación, aunque tenga tres victorias más que el cuadro malagueño. Ese partido ante el conjunto de Tel Aviv se jugará ya después de la Copa del Rey, el 22 de febrero.

Ganar esos dos choques en casa será vital antes de dos desplazamientos seguidos a Belgrado para jugar contra el Estrella Roja y a la pista del CSKA, que en los últimos años se le da bastante bien. La realidad es que el calendario final del Unicaja en la Euroliga será de traca. Si continúa vivo después de estos dos encuentros, los siguientes en pasar por el Palacio de los Deportes serán el Panathinaikos y el Barcelona, el primero es aspirante a todo este año y, el segundo, una incógnita por la crisis deportiva que vive y que se ha saldado con la destitución de Sito Alonso y la llega del veterano Alfred Julbe al banquillo azulgrana.

Final complicado

Brose Bamberg, a domicilio, Olympiacos, en casa, y Fenerbahçe, en Estambul, serán los tres últimos partidos de la temporada europea. Joan Plaza ha manifestado en varias ocasiones que le gustaría que su equipo llegase a las dos últimas jornadas con alguna opción de pelear por la clasificación. Interpretado de otro modo y con la referencia de la temporada anterior, para cumplir con el deseo del entrenador, el equipo tendría que hacer un tramo final casi perfecto.

La temporada pasada el octavo clasificado precisó de 16 triunfos, y quedan nueve jornadas por disputar antes del final de la fase regular

Puede parecer imposible, pero la realidad es que el Unicaja estaría hoy mucho más arriba en la clasificación si hubiese sabido resolver con acierto alguno de los partidos que perdió de forma apurada (Zalgiris, CSKA, Baskonia, Brose o Khimki). Tampoco conviene perder de vista que en esas nueve jornadas hay muchos partidos entre rivales directos y que esta Euroliga se está caracterizando por la igualdad y las victorias inesperadas. Si los resultados acompañan al Unicaja, podría verse beneficiado. Ya se ha comprobado que las rachas en esta Euroliga tan imprevisible pueden alterar el orden previsto. Todavía hay opciones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos