El Unicaja, pendiente hoy de las pruebas a Shermadini para decidir si ficha

El Unicaja, pendiente hoy de las pruebas a Shermadini para decidir si ficha

Se sospecha que el pívot pueda tener una fractura por estrés

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Regresó ayer al trabajo el Unicaja y lo hizo como estaba previsto sin Shermadini ni Augustine, ambos lesionados. El diagnóstico del segundo de ellos es que sufre una contractura muscular en el sóleo izquierdo y está pendiente de evolución, aunque es probable que no esté disponible para el partido del viernes en Moscú. En el caso de Shermadini, hoy se le realizarán nuevas pruebas para comprobar el estado de su pie izquierdo, aunque se sospecha que el pívot pueda tener una fractura por estrés como aseguró Joan Plaza el domingo. El jugador ya fue sometido a una resonancia la pasada semana y no se percibió fractura, aunque tenía el pie inflamado y eso pudo hacer que la prueba no fuera clara. La realidad es que la dolencia de Shermadini no ha mejorado, al contrario, lo que genera preocupación en el club. Si hoy se determina que hay fractura se trataría de una lesión seria que le podría dejar fuera del equipo varias semanas.

Cada vez cobra más fuerza la opción de acudir al mercado para reforzar la plantilla cara al resto de la temporada. Con ambos pívots lesionados, el movimiento lógico es fichar a un jugador interior, aunque no tendría que ser necesariamente un ‘5’ puro. El Unicaja lleva tiempo siguiendo a Jarrod Jones, pívot del Pinar Karsiyaka que está haciendo una gran temporada. Es un jugador norteamericano con pasaporte húngaro, un detalle fundamental ya que el Unicaja tiene las dos plaza de extracomunitarios cubiertas con McCallum y Augustine. Con la temporada ya muy avanzada, hay que hilar fino para encontrar jugadores interesantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos