El Unicaja, al 'play-off' de la peor manera

Una jugada del encuentro. /Agencia Lof
Una jugada del encuentro. / Agencia Lof

Firma otro mal encuentro y es derrotado de forma clara por el Joventut (85-78)

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja ha llegado al final de la Liga arrastrándose. Lo visto ayer en Badalona y en las últimas jornadas confirma la descomposición que vive el conjunto que dirige Joan Plaza. La imagen que ofrece es la de un grupo roto, sin estilo de juego, sin identidad y sin ambición. Ayer fue vapuleado por un equipo que ha sobrevidido al descenso por uno de esos raros milagros deportivos que se dan muy de vez en cuando. Este Unicaja que ansía la Euroliga ha perdido contra los cuatro últimos de la clasificación, dos de ellos descendidos (Betis, Bilbao, Zaragoza y Joventut).

A pocas horas de que arranque la fase por el título, el Unicaja carece de identidad alguna. La derrota ante el Joventut (85-78) no sólo le hace acabar la fase regular como séptimo clasificado cruzándose así contra el Baskonia, que ha sido segundo, sino que además complica el futuro deportivo. Para volver a la Euroliga está forzado a disputar la final de la Liga, es decir, superar al conjunto vasco y también al ganador de la eliminatoria entre el Barcelona y el Andorra. El duelo entre el Valencia y el Gran Canaria garantiza un equipo sin licencia en semifinales, que pueden ser dos si el Barcelona cae contra el Andorra.

Ya desde el primer cuarto se vio que el juego del equipo malagueño seguía enturbiado. Fallos en los triples, poca velocidad y nulo juego colectivo, y eso que fueron los minutos más sobrios. Salin y McCallum se entonaron y el primer parcial se ganó 14-18.

85 Divina Seguros Joventut

Laprovittola (17), Ventura (8), Conger (4), Gielo (11), Birgander (11) -equipo inicial-, Richard (14), Kulvietis (5), Dimitrijevic (-), Jordan (4), López-Arostegui (10), Vidal (-) y Nogués (1).

78 Unicaja

McCallum (8), Salin (6), Milosavljevic (3), Brooks (10), Augustine (4) -equipo inicial-, Waczynski (12), Díaz (11), Nedovic (9), Shermadini (2), Díez (7), Suárez (4) y Okouo (2).

parciales.
14-18; 22-18; 25-25 y 24-17.
árbitros.
Martín Bertrán, Serrano y Zamorano. Eliminaron por cinco faltas personales al jugador del Unicaja Alberto Díaz (min. 37)
cancha.
Partido correspondiente a la última jornada de la Liga Endesa disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante 4.194 espectadores.

El enorme acierto exterior del Joventut en el comienzo del segundo cuarto condicionó por completo el partido. Cuatro triples, tres Richard, pusieron al equipo catalán por delante (27.26). Nedovic se mostró entonado, especialmente dividiendo la defensa local, pero mal en los lanzamientos (0-6), así que no tardó en irse al banquillo. Llamó la atención que Plaza echase mano de Okouo, aunque sólo estuvo en pista un par de minutos. Le dio tiempo a anotar una canasta y hacer un par de faltas en un duelo de desigual veteranía con Jerome Jordan. Para completar la rotación de banquillo entró Díez, y un triple suyo dio al Unicaja la máxima ventaja, 29-34. Fue efímera, porque el equipo cajista perdió el orden en su juego y el control del rebote, lo que permitió el empate del Joventut al descanso (36-36).

El juego del Unicaja tras la reanudación hizo pensar que el equipo malagueño había captado la importancia que tenía el partido. Se colocó seis arriba en un minuto (37-43), per la defensa seguía por debajo de lo espero, aunque lo peor fue que Laprovittola capitalizó el choque con sus puntos y sus asistencias. Un parcial de 13-4 con el argentino al mando del Joventut colocó a su equipo 56-49. Plaza tuvo que parar un partido que se complicaba. Apareció Alberto Díaz con dos triples seguidos para apagar el fuego y el Unicaja logró equilibrar el choque antes del último cuarto con un quinteto ya de emergencia, es decir, con pívots pequeños para defender (61-61).

Cuando el Unicaja apuntaba hacia arriba, llegaron los peores momentos. La reacción fue un espejismo. El juego elaborado del Joventut se llevó por delante al equipo malagueño un parcial de 14-2, que dejó noqueado al Unicaja (75-65) con cinco minutos por jugar. El Unicaja era un absoluto desastre, con Nedovic fallando y sólo Díaz asumiendo las responsabilidad ofensiva. El Joventut acabó bailando a un Unicaja que es un mar de dudas antes del 'play-off'.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos