El Unicaja se hace con una plaza en la fase de ascenso y jugará la final de Primera Nacional

El Unicaja se hace con una plaza en la fase de ascenso y jugará la final de Primera Nacional
Fernando Torres

Las malagueñas se imponen al Tiebreak Conquero por 55-53 en un partido intenso tanto en ataque como en defensa

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Unicaja se ha asegurado un puesto en la final de la Primera Nacional Femenina tras vencer al Tiebreak Conquero de Huelva en un reñido partido (55-53). El encuentro, que ha sido dominado en gran parte por las onubenses, ha servido para que las malagueñas dieran ejemplo de cabeza fría y juego técnico, con una lectura de los errores propios y del rival digna de una final. Las ganadoras se enfrentarán mañana domingo a las 13.00 horas, en Alhaurín de la Torre -donde también se ha celebrado la semifinal- contra el Asisa Alhaurín o el Deza Maristas, que se encontrarán hoy a las 20.00 horas. Quien venza mañana se hará con el título de la competición y los dos finalistas obtendrán el billete para la fase de ascenso a la Liga Femenina 2, segunda liga nacional del país.

En el primer cuarto del enfrentamiento, ambos equipos han dejado claras sus intenciones de ganar el pase a la final. Aunque en las dos formaciones ha habido notables esfuerzos por anotar, la defensa ha sido el principal recurso con el que el Conquero ha conseguido acabar con un desahogado 10-17 en el marcador en los primeros diez minutos.

Las malagueñas del Unicaja, entrenadas por Lorena Aranda, han tratado de romper la presión defensiva de sus contrincantes, pero en la mayoría de las ocasiones ha sido con lanzamientos forzados y pases a ningún lugar. El dominio inicial del Conquero también se ha dejado ver en las faltas cometidas por el equipo visitante tratando de frenar varias jugadas iniciadas tras robo de balón.

El marcador del segundo cuarto lo abrió el Unicaja con un triple que pareció devolver la concentración al partido. En los primeros dos minutos, el equipo local hizo un parcial de 5-0 con dos robos de balón y rebote ofensivo incluidos. Sin embargo, las onubenses del Conquero no tardaron en reponerse con un triple de Marini. Pese a ello, la presión defensiva del Unicaja no cesó, forzando varios errores de las visitantes y consiguiendo situarse a un solo punto (18-19) tras un lanzamiento de dos de Moyano.

A la vuelta del descanso, con un parcial de 8-0, el Unicaja se puso por delante en el marcador por primera vez en el encuentro, una ventaja que fue creciendo y que animó a las malagueñas a ser más agresivas en ataque y constantes en defensa. La presión a todo campo llevó al Conquero a efectuar varios cambios en el quinteto con los que consiguió recortar la distancia y mantener el encuentro con el marcador más ajustado. A mitad del tercer cuarto, las onubenses volvieron a situarse por delante y comenzaron varios minutos sin un dominante claro, con una puntuación fluctuante.

El último minuto del tercer cuarto contó con varias jugadas decisivas de Sandra Pérez, capitana del Unicaja, que mantuvo la presión para evitar que el Conquero despegase del marcador. Cuando sonó la bocina, las malagueñas se habían vuelto a poner por delante y llegaron al último cuarto con cuatro puntos de ventaja.

Los últimos diez minutos de partido han sido frenéticos e intensos. Ninguno de los dos equipos quería dejar pasar la final de mañana y el pase directo a la fase de ascenso. En la mitad del cuarto, el Unicaja ha hecho gala de su capacidad física aumentando el ritmo en ataque y en la defensa en la mitad de la cancha del rival. Han encadenado varios valiosos robos de balón y rebotes en campo contrario, manteniendo al Conquero a raya en el luminoso conforme corría el reloj. En los dos últimos minutos, las onubenses ajustaron la diferencia a tan solo tres puntos, pero no pudieron sobreponerse a las ganadoras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos