El Unicaja no quiere sorpresas ante el modesto Gipuzkoa

Norel es el hombre más peligroso del Gipuzkoa Basket. /ACBPhoto
Norel es el hombre más peligroso del Gipuzkoa Basket. / ACBPhoto

El cuadro malagueño visita la cancha de uno de los clubes con menos presupuesto de la Liga Endesa

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Uno de los grandes retos del Unicaja esta temporada es ser capaz de sobrevivir a un año repleto de contrastes. Competir entresemana ante el Olympiacos, el Fenerbahçe o el CSKA en la Euroliga y no bajar la guardia el fin de semana ante los rivales de la Liga Endesa más modestos. Como suele decir Joan Plaza, no faltarle el respeto a ningún rival, porque en la competición española cualquier equipo te puede ganar.

Esta tarde, apenas dos días después de medirse al Estrella Roja, el conjunto malagueño tendrá que olvidarse de la competición europea y del maratón de partidos que tiene la próxima semana –martes ante el Zalgiris, jueves ante el Real Madrid y domingo ante el Andorra– para tratar de sumar en la pista del Delteco Gipuzkoa Basket (18.00 horas, Multideporte 2 de Movistar+) su quinta victoria en la Liga Endesa.

El partido de esta tarde será una clara muestra de las desigualdades actuales en la ACB, quizás más acentuadas que en temporadas anteriores. Los cinco equipos de la Euroliga, entre ellos el Unicaja, manejan presupuestos de más de diez millones de euros, mientras que los modestos de la competición no llegan a los tres millones.

Cuatro derrotas consecutivas

En un enfrentamiento entre un equipo rico y un equipo pobre –13 millones tiene el Unicaja esta temporada, diez más que el conjunto de San Sebastián–, el cuadro local no se puede permitir el más mínimo atisbo de relajación. El Gipuzkoa luchó contra viento y marea en verano para lograr el apoyo económico necesario para certificar el ascenso de LEB Oro y ahora trata de aferrarse a la Liga Endesa. Logró dos valiosas victorias en las tres primeras jornadas y después ha encadenado cuatro derrotas seguidas, algunas muy ajustadas. Su juego se basa en la aportación de dos jugadores, el alero norteamericano Jordan Swing y el pívot holandés Henk Norel. Además, el equipo que entrena Porfi Fisac es el mejor de la competición en rebotes, un aspecto a tener en cuenta.

La amenaza se llama Norel, el jugador más en forma de la Liga

Hace un par de temporadas, Dejan Musli se ganó un contrato con el Unicaja tras terminar como el hombre más valorado de la Liga en las filas del Manresa. El año pasado pasó algo similar con Shermadini, el mejor pívot de la competición española en las filas del Manresa. En este inicio de temporada se repite el esquema de pívot de equipo modesto como jugador más destacado de la Liga. El holandés del Gipuzkoa Basket Henk Norel está haciendo los mejores números de su carrera en estos primeros partidos con el equipo donostiarra, después de que el Zaragoza no renovara su contrato. Es el hombre más valorado de la competición con 23,9 de media, el sexto máximo anotador y el primero en rebotes. A sus 30 años, el jugador de 2,11 está en un gran momento de forma y ha sido nombrado mejor jugador de la Liga del mes de octubre. En las tres primeras jornadas de Liga hizo 30 de valoración o más y sólo en el partido ante el UCAM bajó de los 20.

Es un jugador que hace mucho daño al poste bajo, que rebotea muy bien y que tiene un tiro decente desde media distancia. En su actual equipo asume muchos tiros, aunque siempre se le ha achacado cierta falta de agresividad. Hoy Shermadini y Augustine serán los encargados de frenar al hombre más en forma de la competición.

Lo que no será un factor muy determinante será el factor ambiental en la cancha donostiarra. El San Sebastián Arena es un pabellón con capacidad para 11.000 espectadores, pero en los partidos del Gipuzkoa Basket apenas se llena una tercera parte de sus gradas. Es el equipo que menos público atrae esta temporada y su mejor dato de asistencia esta campaña son los 2.355 espectadores que acudieron al derbi vasco ante el Bilbao.

El Unicaja no puede permitirse perder en San Sebastián, en un partido para el que es claro favorito. Sin bajas (no jugarán Musli ni Soluade por las habituales rotaciones de Plaza), sólo un exceso de confianza o una desconexión mental pueden darle alas al conjunto local. En esto del deporte, no siempre la diferencia de presupuesto entre dos equipos resulta determinante. Por suerte.

Fotos

Vídeos